Lorena Lizzeth contó a través de la plataforma un story time (hora del cuento) sobre la ocasión en que un grupo de delincuentes le robó los plátanos que acababa de comprar para la cena.

De acuerdo a lo que contó, salió de clases a las 7 de la noche y, dado que estaban en semana de exámenes, iban en grupo a estudiar a su casa en la Villa Olímpica.

La joven oriunda de Choluteca pasó por la pulpería comprando las cosas para hacer cena, incluidos los plátanos, tortillas y un refresco de soda.

"Cuando íbamos llegando al apartamento, miré que alguien se acercó corriendo, se puso enfrente de todas nosotras y nos pidió las cosas; luego se acercaron como otras 7 personas", narró.

Lo primero que le quitaron fue la mochila, donde aparte de sus cuadernos llevaba su 5 mil lempiras, su celular, su computadora y las llaves del apartamento donde alquilaba.

"Yo empecé a llorar, andaba las tarjetas la identidad, todo (...) y le dije que me regresara las cosas porque andaba mis trabajos de la U", dijo desde su habitación.

Fue en ese momento cuando el delincuente le regresó su mochila pero en recompensa le llevó los plátanos, una memoria, el carnet de la universidad y salió corriendo con dirección desconocida.

"Ellos eran nuevos asaltantes, unos novatos (...) pero la cipota -delincuente- le quitó la mochila a mi amiga, pero nosotros salimos corriendo, se la quitamos y le dio un zape en la cabeza", dijo en medio de risas.

La joven asegura que lo que vivió en 2019 fue "muy chistoso" y quedará guardado en su memoria para siempre porque fue un "asalto amigable".

"Descansen en paz los pobres plátanos"; "esos ladrones si que comieron bien ese día" y "te dejaron en hambre, que pecado", son algunos comentarios.

LEA TAMBIÉN: 'No voy a regresar con las manos vacías': olanchano presume sus bienes en Estados Unidos