Una joven originaria de Gales decidió operarse los glúteos con la idea de verse mejor pero no esperó que el resultado de su intervención quirúrgica la dejaría tan mal.

Identificada como Shannon Davies, de 23 años, la fémina admitió que quedó como un “cono de grasa” tras pasar por el quirófano de una clínica que le habían recomendado y que decidió no mencionar por repercusiones legales.

Ella pagó 8 mil dólares (196 mil 036 lempiras) para un levantamiento de glúteos brasileño (BBL) y un aumento y levantamiento de senos.

No obstante, desde que se sometió a la operación ha tenido que operarse varias veces por los terribles resultados.

Te puede interesar: Estos son los síntomas y riesgos del abuso de fármacos

https://www.instagram.com/p/CDx_-cvnVb8/

Davies le pidió al doctor, que tiene la clínica en Estambul, Turquía, que le quitara el exceso de grasa de su trasero pero al despertar descubrió que solamente la había cambiado la grasa de lugar.

Por lo anterior se ha visto obligada a usar pantalones de talla 18 porque su parte inferior está muy abultada y ya no le quedan bien los talla 12.

“Siempre he subido y bajado de peso y mis senos comenzaron a hundirse. No tenía trasero y solo quería un cuerpo bonito, con curvas para llenar mi ropa. Pero ahora me quedo con un trasero abultado y caderas súper anchas, ya que la grasa que se inyectó mis glúteos se filtró en mis muslos y caderas”, afirmó.

https://www.instagram.com/p/CD3bIlkn_Da/

Vea: Estas 3 mascarillas son las que deberías de usar al hacer ejercicio para evitar el covid