Con el rostro lleno de lágrimas y la voz quebrantada, el menor dijo que le gustaría poder conversar con su mamá para poder decirle lo mucho que la quiere. Según explicó el niño de 10 años, cuando él apenas tenía 2 años.

"Quisiera tener le Nintendo pero 5 minutos con mi mamá porque yo no la tengo viva a ella", señaló y aseguró que le gustaría decirle "la quiero mucho que porqué se me fue desde pequeño".

A falta de su madre, el menor vive con su abuela, a quien considera como su mamá. En ese sentido, la llamó para decirle lo mucho que la quería.

"La quería mucho y de pequeñito quería que creciera con ella pero se me fue. Así que yo quiero que tu no me dejes botado ni nada de eso para que me veas crecer", le dijo.

El menor contó que se dedica a reciclar para poder conseguir algo de dinero y comer, ya que hay días en los que no tienen para comer. Adrián dijo que él trabajaba para que su abuela no saliera a "asolearse".

'Jamás fue un obstáculo': adolescente se gradúa con su hija en brazos