Un programa radial de Colombia, que ofrece a los oyentes la oportunidad de compartir sus historias paranormales, dio la oportunidad a un taxista de la ciudad de Bogotá, para relatar su experiencia.

El taxista, que se encontraba recorriendo la carrera 80 con Caracas en sentido sur-norte, fue detenido por un hombre que le pidió que lo llevara a los apartamentos de Bima.

Durante el trayecto, el pasajero jugaba con un cigarrillo en la mano y le preguntó al conductor: "Disculpe, ¿puedo prender el cigarrillo?". El taxista le respondió que no, debido a que sufre de problemas bronquiales y se daría cuenta.

"Seguimos el camino y, pasando el puente de la 170, otra vez me volvió a preguntar si podía encender el cigarrillo", afirmó el taxista.

El insistente pasajero provocó el disgusto del conductor, quien se cansó de las constantes solicitudes de fumar durante el trayecto. Sin embargo, el momento más perturbador llegó cuando el taxista volteó a mirar y no vio a nadie en el asiento.

Encuentro paranormal del taxista

Creyendo que el pasajero se había cambiado al asiento trasero justo detrás de él, el taxista decidió orillarse para comprobarlo, pero se llevó una sorpresa al no encontrar al misterioso hombre.

Relató que se quedó cinco minutos en shock, tratando de entender lo sucedido. Al retomar su camino y dirigirse al sur, se dio cuenta de que estaba en el cementerio del norte.

Aturdido por la experiencia, el taxista solo pudo concluir que había tenido un encuentro paranormal. La imagen del hombre desapareciendo sin razón aparente aún lo persigue, dejando una marca imborrable en su memoria.