Las autoridades de la Fiscalía Especial de Delitos contra la Vida (FEDCV) del Ministerio Público determinó, luego de múltiples investigaciones, que la muerte del abogado Gabriel Eduardo Chacón Larios, en febrero de 2020, fue planificado por su esposa la abogada María Bocanegra Murcia y su hermana Suyapa Bocanegra Murcia, cuñada del profesional del derecho.

Tras varios allanamientos realizados en la capital del país, Tegucigalpa, el pasado fin de semana, la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) dio captura a Ronal Edgardo Lagos Redondo, uno de los supuestos sicarios contratado por las hermanas Bocanegra Murcia.

Según las diligencias, el 26 de enero de 2020, en horas de la tarde, el abogado Gabriel Eduardo Chacón Larios se conducía en su vehículo junto a su esposa María Bocanegra Murcia, siendo esta quien coordinaba vía telefónica el asesinato junto con su hermana.

La investigación arrojó que las hermanas Bocanegra Murcia, y tres simpatizantes de la Mara Salvatrucha (MS-13) identificados como Ronal Edgardo Lagos Redondo, Ricardo Antonio Aguilar Flores, alias "El Gordo", y otro más conocido como "El Conde", fueron los autores intelectuales y materiales del crimen.

Según el reporte de la Fiscalía, "El Gordo" y "El Conde" hacían "vigilancia a la víctima, mientras que Lagos Redondo, quien se conducía en una motocicleta, interceptó a la altura de residencial Las Uvas el vehículo del abogado y puesto a su par abrió fuego en varias ocasiones".

Sin embargo, "el sicario se cayó de la moto, instante que aprovechó Chacón Larios para huir del lugar y asistir a un hospital privado para recibir asistencia médica oportuna tras haber recibido un impacto de bala en su hombro izquierdo".

Ronal Edgardo Lagos Redondo fue detenido el domingo (6.6.2021), mientras que María Bocanegra Murcia ya había sido detenida en 2020.

Plan de asesinato

Posteriormente, el 2 de febrero de 2020, se reactivó el plan de asesinato, "cuando al filo de las 2:00 de la madrugada, el profesional del derecho yacía dormido y hasta su habitación llegó Lagos Redondo y "El Gordo" y comenzaron a disparar contra su humanidad hasta quitarle la vida", de acuerdo al reporte del Ministerio.

"Fue la propia María Bocanegra Murcia, quien dejó abierta la puerta principal de su casa en la residencial Las Uvas, coordinando nuevamente cada detalle por teléfono con su hermana, y los integrantes de la MS-13 contratados pata ejecutar el acto sangriento", indica la investigación del Ministerio.

Seguidamente, el 5 de febrero, agentes policiales dieron aprehensión a Ricardo Antonio Aguilar Flores, alias "El Gordo", mientras se conducía en un vehículo Toyota Tacoma al la altura del desvío a San Matías, Francisco Morazán, con dirección a la zona norte del país.

La Fiscalía determinó que en este caso los detenidos serán acusados de asesinato y asesinato en su grado de ejecución de tentativa en contra de Ronal Edgardo Lagos Redondo, Ricardo Antonio Aguilar Flores, alias "El Gordo" y la persona conocida como "El Conde" (prófugo).

Mientras que las hermanas Bocanegra Murcia son señaladas de parricidio y parricidio en su grado de ejecución de tentativa en contra del abogado Gabriel Eduardo Chacón Larios.

Vea además: Matan a cuatro personas en nueva masacre registrada en El Picachito, Tegucigalpa