Japón acaba de registrar la floración de cerezos más temprana en 1,200 años y científicos advierten que es un síntoma de una crisis climática mayor que es a nivel mundial.

Durante años, este tipo de flores en Japón han sido veneradas en sus fiestas, ya que solo duran alrededor de 10 a 20 días y son para las personas, tanto residentes y visitantes, una "belleza fugaz" en el país.

Debido a los efectos del cambio climático, los cerezos han florecido "excepcionalmente" temprano en todo Japón este año, siendo una señal del calentamiento global, según expertos.

En la ciudad de Kioto, los cerezos florecieron el 26 de marzo, siendo la fecha más temprana por más de mil años, según registros del país. En Tokio, florecieron el 22 de marzo, la segunda fecha más temprana en la ciudad.

Los cerezos son clave para el estudio del cambio climático debido a que son sensibles a la temperatura por la antigüedad que tienen.

Flores de cerezo en Kioto, Japón. Foto: jrailpass

Yasuyuki Aono, investigador japonés de la Universidad de Osaka, explicó a CNN que la temperatura alta y la urbanización hacen que este tipo de planta florezca, y en esta ocasión, inusualmente, la primavera en Japón fue bastante soleada.

En Japón, estas flores aparecen a lo largo de la literatura japonesa y la poesía, es un símbolo de vida, muerte y renacimiento.

En varias ciudades de Japón, los pétalos de las flores ya han caído y fueron remplazadas por hojas verdes.

Te puede interesar: Liberan diez guacamayas rojas, ave en peligro de extinción en Honduras