Fernando Valerio es el reconocido médico hondureño de apenas 35 años, que cuenta con una trayectoria envidiable gracias a logros que ha obtenido por su implacable dedicación y compromiso social.

Fernando, esposo de Melissa Kattán, con quien tiene 3 hijos a quienes define como “la gasolina de su vida”, es egresado del Instituto Departamental Sampedrano La Salle, y posteriormente egresó con excelencia académica como médico cirujano de la Universidad Autónoma de Guadalajara en México, donde sus magníficas calificaciones le permitieron aplicar a la especialidad de medicina interna en la Universidad de Illinois, además estudió una subespecialidad en el centro médico Dartmouth-Hitchcock donde también cursó un entrenamiento en Ecocardiografía Clínica y Trastornos cardiopulmonares.

Temas relacionados

De igual forma, Valerio cuenta con un padre y un hermano médicos que define como “brillantes”, que según él son quienes han impulsado su pasión por la medicina.

Además de un especialista en su campo, Valerio afirma ser un hombre amigable, trabajador y amante del tiempo en familia.

“Esto lo aprendí por mi crianza, me dieron ese ejemplo y es justo lo que proyecto día a día” aseguró para tunota.com

El doctor Fernando Valerio en compañía de su esposa Melissa Kattán y sus tres retoños disfrutando unas vacaciones en Santa Rosa de Copán. Foto: tunota.com

Entre los logros principales del reconocido doctor, destacan el primer y tercer lugar en pósteres de investigación en la Universidad de Illinois, además de distintas conferencias, publicaciones y experiencias obtenidas, entre ellos el actual y popular tratamiento CATRACHO, uno de los proyectos que han dado esperanza a Honduras y al mundo entero.

“Esta estrategia cambió mi vida, experimenté una ruleta de emociones, pero mi necesidad de ayudar y aportar en el país estaba presente en cada momento” expresó.

Igualmente, el profesional de la salud manifestó que la actual pandemia azotó a su familia, conocidos y amigos llevando consigo muchas vidas.

Además, detalló que entre sus comidas favoritas están las frutas y alimentos catrachos, su amor por Honduras permanece presente a cada momento y mientras tunota.com le hacía una entrevista, compartió la exclusiva lleno de alegría:

“Me acaba de llamar un doctor en bioestadística y me confirmó que sin la existencia de CATRACHO en este momento habría 4 mil muertos más” dijo con un sentimiento de alegría y orgullo al saber los positivos resultados de su invención.

Actualmente, el destacado médico desempeña cargos como presidente y gerente general en Intensivistas Asociados, director del programa de Marcapasos del Club Rotario para la región Norte de Honduras, jefe del Servicio de Emergencia, Hospital CEMESA, director de la Unidad de Medicina del Sueño, SleepMed Honduras Hospital CEMESA, director del Comité de Farmacia y Terapéutica, Hospital del Valle, y médico panelista certificado por el Centro de Control de Enfermedades para el Departamento del Estado del Gobierno de Estados Unidos (CDC).

Finalmente, el doctor decidió enviar un mensaje a las futuras generaciones que deseen una carrera prometedora.

“Dedicación, esfuerzo y trabajo, pero lo más importante... Perseverancia. Combinar esos aspectos es la fórmula de un futuro exitoso” concluyó.