El excongresista hondureño, Juan Antonio "Tony" Hernández, permaneció recluido por 1,223 días (cerca de 3 años y medio) en el Centro Correccional Metropolitano de Manhattan, Estados Unidos, hasta que el martes recibió su condena a cadena perpetua más 30 años de prisión tras haber sido hallado culpable de cuatro cargos ligados al narcotráfico, según determinó un juez federal de la Corte para el Distrito Sur de Nueva York.

Tony, hermano del presidente hondureño Juan Orlando Hernández, fue capturado el 23 de noviembre de 2018 luego de una investigación por parte de la DEA (Administración de Control de Drogas) por estar ligado a narcotraficantes como Víctor Hugo Díaz Morales, alias el "El Rojo"; Alexander Ardón, alias "Chander", alcalde del municipio de El Paraíso, Copán; y Devis Rivera Maradiaga, exjefe del Cartel de "Los Cachiros", quien también guarda prisión en Estados Unidos y fue testigo clave en el juicio contra Hernández.

Desde entonces, el exfuncionario hondureño permaneció bajo arresto hasta que el 18 de octubre de 2019 fue declarado culpable de todos los cargos que se le imputaban.

Hernández fue acusado por la Fiscalía estadounidense de operar durante 15 años en una red de transporte de drogas de al menos 185 mil kilogramos, por lo que fue considerado "un narco a gran escala".

Además, se le acusó de portación de armas ilegales y dispositivos destructivos, conspiración para posesión de armas y falso testimonio a autoridades estadounidenses.

Esta es la cárcel donde guardó prisión Tony Hernández

El Centro Correccional Metropolitano está solo a ocho kilómetros de la mansión de Epstein en Manhattan, Estados Unidos. (Foto: Expansión.mx)

El Centro Correccional Metropolitano es la primera cárcel federal en Manhattan. Tiene 12 pisos y capacidad para 795 prisioneros.

Es descrita como una fortaleza con estricta seguridad que alberga los más grandes mafiosos, traficantes de drogas, y terroristas. También es llamada el "Guantánamo de Nueva York".

En esta prisión estuvo recluido el extraficante mexicano Joaquín 'El Chapo' Guzmán mientras duró su juicio. (Foto: Expansión.mx)

Dentro de la cárcel, en el piso 10, existe una división de confinamiento especial donde son puestos los delincuentes más peligrosos.

"Tony" Hernández permaneció recluido en uno de los nueve pisos anteriores al décimo, donde están los reos más peligrosos.

En el tiempo que pasó en prisión, Hernández sacó diversos cursos bíblicos y talleres que imparten en el Centro Correccional Metropolitano.

Entre los estudios religiosos que ha recibido el hondureño en la cárcel están: "El grupo de manejo de la ira de 12 sesiones"; "Curso del Libro de Hechos Volumen 1 y 2; "Doctrina Bíblica Volumen 1" y el "Curso El Evangelio de Juan".

Medidas de 6 x 3.6 metros

(Foto: Expansión.mx)

La celdas tienen medidas de 6 por 3.6 metros cuadrados. Los internos no pueden hablar entre ellos y solo pueden salir una hora al día.

Las revistas se les entregan a los prisioneros con un mes de retraso, en tanto los periódicos dos meses después de ser emitidos. Las luces permanecen encendidas durante 23 o 24 horas del día.

(Foto: Expansión.mx)

Los presos son asignados de diez en diez. Las visitas deben llegar antes de las 2:30 p.m. durante el día y a las 7:30 p.m. para visitas de noche.

En el Centro Correccional Metropolitano de Manhattan también estuvieron presos los hondureños Yankel y Yani Rosenthal, acusados de lavado de activos y vínculos con el narcotráfico.

Tony Hernández tendrá que pasar el resto de su vida tras los barrotes de una celda que será determinada próximamente. Por los momentos permanece el Centro Correccional Metropolitano de Manhattan.

(Foto: lasillarota.com)
(Foto: lasillarota.com)

Vea además: ¿Tony Hernández ahora será colaborador y testificará contra otros narcos hondureños en Estados Unidos? Abogado penalista explica