El 28 de septiembre en Honduras se celebra la llegada de los Pliegos de Independencia, una fecha importante en el país, donde se ratificó la independencia del país ante los españoles.

La llegada de los Pliegos de Independencia a Honduras marcó un momento crucial en la historia de la nación. Después de que se firmara el Acta de Independencia y los manifiestos en el Palacio Nacional de Guatemala, estos documentos estaban destinados a llegar a todos los ayuntamientos de las provincias de Honduras.

Sin embargo, la noticia de la emancipación del país se retrasó, y no fue hasta el 28 de septiembre, 14 días después, que la noticia llegó a su destino.

Pliegos de Independencia de Honduras. Foto: Honduras.com
Pliegos de Independencia de Honduras. Foto: Honduras.com

En esa memorable mañana, mensajeros a caballo llegaron a toda prisa a las villas de Comayagua y Tegucigalpa. Portaban consigo los pliegos sellados que contenían los ansiados documentos de independencia.

Una vez entregados en los ayuntamientos, los pliegos fueron abiertos solemnemente, marcando el inicio de una nueva era de libertad y autogobierno para Honduras. Este evento histórico simboliza la valentía y determinación de los hondureños en su búsqueda de la independencia y la construcción de su propio destino.

La llegada de los Pliegos de Independencia a todo Honduras

La ciudad de Gracias se convirtió en la primera en recibir los pliegos que anunciaban la independencia de Honduras.

El 28 de septiembre de 1821, estos documentos llegaron desde Guatemala, marcando el inicio de una nueva era para la nación centroamericana. La expectación se extendió rápidamente por el país, y el 28 de ese mismo mes, las ciudades de Comayagua y Tegucigalpa también recibieron los anhelados pliegos.

El proceso de recepción continuó con Santa Rosa y Omoa, quienes tuvieron en sus manos los documentos el 2 de octubre. Trujillo se unió a la lista el 6 de octubre, seguido por Juticalpa el 14, Danlí el 20 y Santa Bárbara el 23 del mismo mes.

Celebraciones por la llegada de los Pliegos de Independencia. Foto: Camaro27
Celebraciones por la llegada de los Pliegos de Independencia. Foto: Camaro27

Años después, el 15 de marzo de 1863, España finalmente reconoció oficialmente la independencia de Honduras, un hecho trascendental para la nación.

Esta independencia, que durante décadas se celebró el 28 de septiembre, fue posteriormente trasladada al 15 de septiembre en 1877, fecha que hoy en día es conmemorada con gran entusiasmo en todo el país como el Día de la Independencia de Honduras.

¿Cómo se celebró el 28 de septiembre en Honduras?

La llegada de los pliegos de independencia a Honduras, respaldando las decisiones del 15 de septiembre de 1821 en el Palacio de los Capitanes Generales de Guatemala, desató celebraciones contrastantes en el país.

En Tegucigalpa, controlada por Dionisio de Herrera y partidarios de la Independencia, las calles y plazas se llenaron de personas jubilosas en una fiesta animada. Por otro lado, Comayagua, de tendencia conservadora, optó por festejar de manera más sosegada y pausada.