Unos 35 bienes que fueron adquiridos con dinero del desfalcó del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) fueron declarados en abandono porque, al desconocerse el domicilio de sus dueños, no pueden ser notificados para que se apersonen al juicio de privación de dominio que hay sobre los mismos.

Así lo establece una comunicación edictal del Juzgado de Privación de Dominio de Bienes de Origen Ilícito, en donde se ventila el caso.

Esta resolución implica que dichos bienes pasarán al Estado, en este caso, al IHSS por ser el afectado con la malversación.

Lea: Condenan nuevamente por cohecho en repetición de juicio a José Ramón Bertetty

En la lista de estos bienes declarados en abandono se encuentran apartamentos de lujo, casas de playa, amplios terrenos, condominios, mansiones y otros.

Valoraciones

Entre los bienes que más destacan en la lista, se encuentran tres condominios que tienen un valor aproximado de 8.5 millones de lempiras, ubicados en una exclusiva residencial de la capital de la República.

Según las autoridades, estos condominios están a nombre Natalia Patricia Ciuffardi, ciudadana chilena que fue pareja del exdirector del IHSS, Mario Roberto Zelaya de 56 años de edad, quien guarda prisión en una cárcel del país.

Por otra parte, otras cuatro propiedades, registradas bajo el nombre de Inversiones Novaterra, y ocho a nombre de Inmobiliaria B y L, propiedad de Edita Lizeth López, esposa del exgerente financiero del Seguro Social, José Ramón Bertetty, quien actualmente cumple una condena por su participación en el megafraude del IHSS, se suman a la lista.

López, desde febrero de 2015, se encuentra prófuga de la justicia.

Lea: Detención Judicial para testaferro acusado de ser parte del desfalco en el IHSS

El catálogo de bienes también incluye un condominio en la residencial El Sauce y dos lotes de terreno en la residencial El Trapiche, pertenecientes a la denominada Corporación Metrópolis, así como dos condominios en la San Ignacio a nombre de CA Tegnologies, empresas vinculadas al exdirector del IHSS, Mario Zelaya.

Además, se declararon en abandono cuatro propiedades pertenecientes a Gabriela María Laínez Reina, quien era dueña de empresas inmobiliarias que vendieron propiedades a los exfuncionarios del IHSS.

Laínez Reina también está prófuga de la justicia.

Asimismo, otros diez bienes ubicados en Estados Unidos pasaron situación de abandono, entre ellos cuatro condominios en Amberlee, Sanford, Florida, registrados bajo la empresa BAS, así como dos propiedades en Miami y Orlando, Florida, a nombre de Ediliz Corp, vinculada directamente con Edita Lizeth López.

En el listado también se mencionan dos propiedades, una en Sanford y otra en Miami, a nombre de Michelle Rojas Flores, condenada a 15 años de cárcel por su participación en el desfalco del IHSS.

Rojas Flores es prima de Mario Zelaya y esposa de José Alberto Zelaya Guevara, exsubgerente de Suministros, Materiales y Compras del IHSS, quien también está prófugo de la justicia.

Finalmente, dos bienes registrados a nombre de José Zelaya, un condominio en Sanford, Florida, y una casa en Covington, Lousiana, también fueron declarados en abandono.

Esta compra de bienes fueron realizadas a través de empresas fantasmas que fueron creadas para realizar el mega desfalco del IHSS (2010-2014) al igual que por parte de acusados y otros prófugos de la justicia, según la justicia hondureña.

Al menos media doce de empresas fachada recibieron unos 320 millones de lempiras en contratos sobrevalorados o cuyos bienes o servicios no fueron cumplidos, y parte de esos fondos se usaron en la adquisición de los bienes.

Desfalco

La gestión de Mario Zelaya en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) entre 2010 y 2014 dejó un saldo negativo en las arcas de la institución, estimado en unos 6 mil 399 millones de lempiras (equivalentes a unos US$272 millones).

Este perjuicio financiero se derivó principalmente de prácticas corruptas como contratos sobrevalorados, contratos con empresas ficticias y transferencias irregulares entre los diferentes regímenes de atención del IHSS.

Entre las irregularidades más destacadas se encuentran cinco contratos que fueron sobrefacturados por un total de US$187 millones (alrededor de 4, mil 197 millones de lempiras).

Estas transacciones infladas sirvieron como vía para el desvío de fondos, parte de los cuales terminaron en sobornos millonarios para varios funcionarios del IHSS, incluyendo a Mario Zelaya, y beneficiando también a Ciuffardi, expareja de Zelaya de origen chileno y condenada a cinco años de libertad vigilada en Chile en 2015.

Además, se efectuaron pagos por un total de 292 millones de lempiras a empresas ficticias por bienes y servicios que nunca fueron entregados.

De estos recursos, una parte significativa también terminó en manos de Zelaya y Ciuffardi, como parte de esta red de corrupción que desangró financieramente al IHSS durante esos años.

También lea: MP investiga desfalco de 'planilla fantasma' en el IHSS de San Pedro Sula