Ortega viajaba junto a su madre, abuela y un hermano hacia la casa de una amiga de la iglesia, sin imaginarse que sería el último día de su vida.

La familia y seres queridos este martes dio el último adiós al menor, que ya descansa en un pequeño ataúd en su casa, donde vivió sus dos años de vida, quedando devastados, principalmente, su abuelo.

El abuelo, devastado por la tragedia, no puede parar de llorar, ya que él es el único presente, pues su familia aún está hospitaliza.

"Era mi nieto, era un tesoro lindo. Nos daba mucha alegría, era tan lindo, era especial. Le poníamos cánticos, él danzaba. Él nos hacía reír, gozar de felicidad", dijo el señor a un medio local.

Una vecina también rompió en llanto ante la muerte del menor, que conoció desde que era un recién nacido.

"Era un niño muy especial, el amor de sus abuelos. Lo recordaremos siempre con esa mirada y sonrisa hermosa. Cuando uno venía a esta casa le veía jugar, correr", comentó.

De acuerdo con medios nacionales, el menor será enterrado este martes en horas de la tardes en un cementerio de la comunidad.

Accidente en El Ocotillo

Un accidente ocurrió este lunes en el carretera de El Ocotillo, San Pedro Sula, Cortés, norte de Honduras, cuando una unidad en la que viajaban se estrelló contra un camión recolector de basura.

Según el conductor del camión, la mototaxi iba a exceso de velocidad cuando perdió el control de la unidad e impactó en la parte delantera.

Lee: Niño de 2 años muere en accidente entre mototaxi y camión de basura; hay 5 heridos