Los abuelos de Carlos Paz Portillo alias 'El Morro', detenido por supuestamente haberle quitado la vida al menor, Omar Bonilla Díaz, en una aldea de El Progreso, Yoro, aseguraron este jueves que temen por su vida.

En una entrevista brindada al noticiero Hoy Mismo de TSi, los abuelos de 'El Morro' indicaron que un pariente del joven de 14 años, quien tenía Síndrome de Down, los amenazó con que "eso no se iba a quedar así".

"Un muchacho fue que dijo, un sobrino de él -aparentemente el papá de la víctima- que eso -la muerte del menor- no se iba a quedar así. Eso es malo, no hay que amenazar", aseguró el abuelo de Carlos Paz.

El vicio lo arruinó

De igual forma, el entrevistado manifestó que siempre trató de darle la mejor enseñanza a su nieto, sin embargo, este se "arruinó" desde que agarró el vicio de la bebida alcohólica.

"Todo fue que agarrara el vicio, ahí fue que se fregó. Mire cuantos años tiene y arruinó su vida. Se volvía violento con nosotros, yo por eso no le hacía caso", fustigó el adulto mayor.

Finalmente, expresaron que sean las autoridades las que apliquen la justicia y que si cometió algún delito, que pague con el peso de la ley.

Detención del acusado en El Progreso, Yoro

La Policía Nacional a través de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) detuvieron la tarde del 5 de junio al joven de 22 años.

El reporte investigativo en poder de los agentes a cargo del caso, detalla que dos testigos protegidos lo han identificado como el principal sospechoso de haber realizado el cruel crimen que ha provocado el repudio de pobladores de la aldea La Sarrosa y de gran parte del los hondureños.

De acuerdo con lo informado por algunos medios locales, el acusado declaró que le había quitado la vida al pequeño Omar, porque este último le lanzó un piedra. Sin embargo, esta hipótesis no ha sido confirmada por la Policía.

Este es acusado por asesinato, pero dependiendo del resultado oficial de la autopsia del menor, a la acusación se le podría agregar el delito de violación.

Tras acudir a la primera audiencia ante el juez de turno, el togado determinó enviarlo a guardar prisión al Centro Penal de El Progreso, Yoro.

Sepelio del menor

Entre sollozos desconsolados, el señor Napoleón Bonilla, padre del menor al que le arrebataron la vida el miércoles 5 de junio, dio el último a su hijo en el cementerio de la localidad.

"Hijo, que Dios te haya tomado en sus manos. Tómalo Señor, te lo ofrendo, Padre amado, a mi criatura", dijo entre llanto Bonilla.

Contemplando el cuerpo sin vida del menor Omar Bonilla Díaz, quien tenía Síndrome de Down, su padre imploraba a Dios por ayuda y fortaleza para no caer en la depresión ante la ausencia de su pequeño.