El cambio del actual uniforme escolar en los centros educativos públicos del país anunciado recientemente por las autoridades de Educación, que pasará a ser una gabacha de color azul turquesa a partir de febrero del próximo año es una "determinación arbitraria e impositiva", según la Asociación de Padres de Familia.

La organización señala que hay otras prioridades como la reconstrucción de la infraestructura escolar, dotar de pupitres, materiales e Internet a los centros educativos.

"La gabacha no es una prioridad, la prioridad es donde van a estudiar los niños, donde se van a sentar o si el techo estará bueno", dijo Jaqueline Gómez, representante Asociación Hondureña de Padres de Familia.

Por su parte, expertos en la materia esperan que esta iniciativa no tenga tintes políticos y piden a las autoridades enfocarse en lo que realmente es prioritario para comenzar a desarrollar la educación de Honduras.

LEA: A partir de 2023 el nuevo uniforme escolar será una gabacha azul turquesa en Honduras

Entre tanto, en la Secretaría de Educación aclaran que solo buscan facilitar el retorno escolar y generar un ahorro a los padres de familia con la compra del uniforme para el próximo año.

El precio del actual uniforme escolar ronda entre los 1.200 a 1.800 lempiras y según autoridades de Educación en algunos casos la falta de recursos en muchas familias no les permite comprarlos.

La expectativa es que a partir de febrero de 2023 todos los alumnos desde prescolar hasta noveno grado utilicen la nueva indumentaria para recibir clases en todos los centros educativos públicos del país.

ADEMÁS: Día del Maestro en Honduras, ¿cuándo y por qué se celebra a los profesores del país?