El Tribuna de Sentencia en materia de Criminalidad Organizada y Corrupción agendó del 25 al 29 de noviembre el Juicio Oral para ocho imputadas en la masacre de 46 mujeres en la Penitenciaria Nacional Femenina de Adaptación Social (PNFAS), en Tamara, Francisco Morazán.

Las pruebas presentadas por los fiscales suman 94, entre documentales, testificales, científicos y periciales ante el tribunal de sentencia con competencia jurisdiccional nacional de Francisco Morazán.

Las acusadas son, Claudia María Lemus Aceituno, Lesbia Ondina Rodríguez Orellana, Cherry Darling Guevara, Heidy Jackeline Palma Rivera, Karen Lorena Ávila Pavón, Leyla Rosmeri Figueroa Pavón, Susana Godoy Leiva y Francis Margarita Chavarría Ávila.

A las ocho privadas de libertad se les acusa de los cargos de asesinato en grado de tentativa, porta ilegal de armas de fuego de uso prohibidouso permitido y asociación para delinquir.

Detención judicial para implicadas en la masacre

El 06 de mayo un juez dicto detención judicial para las pandilleras que pertenecen a la 'Pandilla 18', acusadas de causar la muerte de 46 mujeres durante una reyerta que dio inicio a las 7:45 de la mañana el pasado 20 de junio del 2023.

Reyerta en cárcel de Tamara

La reyerta causada por las reclusas ocurrió el 20 de junio del 2023, aproximadamente, a las 7:45 a. m y dejó como saldo 46 mujeres muertas al interior del centro penal.

Según información oficial, las privadas de libertad ingresaron en los módulos 6 y 7, emplearon armas de fuego de distintos calibres, armas prohibidas y objetos contundentes para que cuatro policías penitenciarias, no pudieran evitar su cometido.

Les quitaron las llaves de los módulos y los tableros con información sobre las privadas de libertad. Posteriormeye, las encerraron en el módulo 6 y se dirigieron a otros sitios donde permanecían otras reclusas.

Por otra parte, un grupo de pandilleras se dirigió a los módulos 1 y 4, donde rompieron los candados de las celdas para acceder y asesinar de forma violenta a las reclusas.

Armas usadas en la masacre

Las armas utilizadas en la masacre fueron pistolas de diferentes calibres (9 milímetros, 380 y 45 milímetros), también armas de uso prohibido como fusiles y subametralladoras.

También se informó que fue utilizada un arma perteneciente a la Policía Nacional.