La Policía Nacional ha capturado a un albañil hondureño acusado de abusar de su propia nieta de 12 años de edad en su vivienda.

La mamá de la víctima del hombre de 58 años, originario de Reitoca, Francisco Morazán, les dejó a sus hijos hace unos meses por no tener quien los cuidara.

La niña le relató a su abuela que un día el señor "se le acercó e intentó besarla en la boca, le tocó las piernas, sus partes íntimas y le decía que se subiera encima de él".

En ese momento el hombre se fue al baño y la menor salió corriendo para decirle a su abuela, con quienes estaba viviendo en la colonia Nueva Suyapa de Tegucigalpa, Francisco Morazán.

Fue así como el pasado 3 de mayo se emitió la denuncia contra el hondureño y se comenzó con la investigación por abusar de su nieta y, posteriormente, ser capturado por la Dirección Policial de Investigaciones (DPI).

Abuso de menores en Honduras

En los últimos días se han realizado capturas de hondureños por abusar de sus hijos, nietos o hijastros, en varias partes del país.

Uno de los más recientes casos es de un copaneco que violaba desde hace dos años a sus hijas de 11 y 13 años; producto de los abusos esta última tiene un hijo de 3 meses.

Asimismo, golpeaba y abusaba de su esposa, a quien mantenía encerrada para que no lo denunciara ante las autoridades policiales.