Las muertes por coronavirus siguen en aumento en Honduras, siendo los departamentos de Francisco Morazán y Cortés los que más registran pérdidas humanas.

En ese sentido son muchos los hondureños, carentes de recursos, que no están preparados para un proceso de compra de ataúdes y apertura de fosa en los cementerios del Distrito Central. Por tal razón existe una ayuda de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC) para las personas que necesiten la ayuda.

Desde el pasado 15 de mayo esa autoridad ha realizado 156 inhumaciones de personas que han fallecido por sospechas de coronavirus, en el cementerio municipal Jardín de Los Ángeles, informó a tunota.com el abogado Donadín Fuentes, gerente de orden público de la AMDC.

A las familias solicitantes se les provee un ataúd, equipo de bioseguridad, palos, sogas y se les entrega una fosa abierta. “Esta es una manera de contribución del alcalde capitalino y de la cooperación municipal”, mencionó.

Te puede interesar: Coronavirus: En ciudad de Bolivia colapsaron los cementerios y cadáveres se acumulan en las casas

Los fallecidos son enterrados en fosas que apertura la gerencia de la AMDC./Foto: gerencia municipal AMDC

Según información del profesional del derecho, no solamente se están enterrando personas con covid-19 sino los que mueran por cualquier causa, y hasta niños.

¿Cómo se realiza el trámite?

Para que la AMDC pueda, a través de su gerencia, dar el ataúd cada familiar o persona representante del fallecido tiene que demostrar fehacientemente la muerte real para lo cual necesita los siguientes documentos: certificación del acta de defunción del fallecido (emitida por Medicina Forense) o dictamen médico forense (emitido por el Hospital), copia de la tarjeta de identidad del solicitante y copia de identidad del difunto.

En ese sentido, cada familiar debe acudir a la funeraria municipal o a las funerarias de apoyo y llenar la solicitud para que puedan recibirlo. Posteriormente prosigue el acto de llevar los cuerpos a las fosas, pero eso depende de cada familiar y no de la alcaldía.

¿Cuántas personas pueden enterrar a un fallecido?

“Nosotros permitimos un máximo de 10 personas pero lo normal son 5 o 6. Pueden ser hijos, papás, esposa, familiares”, revela Fuentes.

Los horarios de sepultura son de 6:00am a 5:00pm de lunes a viernes y de 6:00am a 2:00pm los fines de semana.

Cuando un paciente fallece, los familiares contactan a la alcaldía, al número 9511-0050, donde le piden los requisitos antes mencionados. Por consiguiente proceden a entregar de forma gratuita el ataúd.

El servicio de traslado del hospital al cementerio no lo tiene la AMDC, ellos compren a determinada funeraria y verifican que murió. Acto seguido, se procede a entregar el ataúd, con la persona encargada de la entrega de los mismos.

En tal sentido la funeraria llama al cementerio para autorizar el uso de una fosa. La alcaldía paga por estos ataúdes en favor de los menos favorecidos.

De momento se trabaja en la apertura de 20 nuevas fosas para familias que las necesiten/Foto: gerenci municipal AMDC

Además: Honduras se alista para el peor escenario; Tegucigalpa y San Pedro Sula habilitan cementerios para víctimas del covid-19

¿Hay espacio suficiente para más difuntos?

El cementerio tiene una extensión de cuatro manzanas y media, y tiene capacidad para 10 mil lotes de doble profundidad. “El Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) exige que las fosas tengan doble profundidad, es decir, dos metros de profundidad y no uno como es normal”, explicó el directivo.

De momento hay 17 fosas ya listas para enterrar personas y se están aperturando 20 más para ser un total de 27.

Muertes en aumento

En estos días se ha incrementado, entre 6 y 10 personas diarias, solo en julio, en ocho días, se han enterrado 34; mientras que solo en junio fueron inhumados 111. “Estamos atendiendo del Hospital Escuela, Instituto Cardiopulmonar El Tórax, Hospital General San Felipe, IHSS, Hospital María y los que indique Copeco”, sostuvo.

Identificación de difuntos

“Hemos procedido a la identificación, o puesta de rótulos, con el número de fosa, nombre de la persona, número de identidad, hospital donde murió y la fecha en la que murió. Se pone pegado a la tumba y sirve para que los familiares puedan identificarlos”, reveló Donadín.

Concluyó informando que para poder ingresar al cementerio es obligatorio el uso de mascarillas, aplicación de gel de manos y desinfección de zapatos.

Al 10 de julio, los departamentos con más muertes son Francisco Morazán y Cortés que más registran con 239 y 357 respectivamente.

Vea: Coronavirus: Los 4 síntomas comunes que llevan a la necesidad de oxígeno en pacientes de Honduras, según doctor Videa