Desde el mes de junio los habitantes del Distrito Central comenzarán a recibir el suministro de agua potable cada siete días, según informó el gerente de la división metropolitana del Sistema Nacional de Acueductos y Alcantarillados (SANAA), Carlos Hernández.

“Empezamos a aumentar las horas de servicio de agua y la otra semana bajaremos de nueve a siete días”, comunicó Hernández.

Del mismo modo, explicó que la reducción a menos días dependerá únicamente de la cantidad de lluvia que caiga sobre la capital hondureña en los próximos días.

Según reveló el directivo de SANAA, la represa La Concepción tiene un 23 por ciento de su capacidad alcanzando 8.6 millones de metros cúbicos y será llenada con el agua que le sobre a Los Laureles y con lluvias.

Te puede interesar: Iniciarán disminución de racionamientos de agua en la capital de Honduras

https://twitter.com/SANAAHN/status/1264248216922570752

Hernández explicó, a medios nacionales, que si en el país se registra un buen invierno, “es probable que la llenemos o tengamos un buen porcentaje de agua”, haciendo referencia a la represa más grande de la capital.

A su vez, la represa de El Picacho decidió entregar el vital líquido cada cinco días a las colonias que abastece debido a la crecida por las lluvias en esa fuente superficial de agua.

Vea: Niveles de las represas capitalinas continúan bajos pese a registro de lluvias