La precaria situación con la que médicos trabajan en el departamento de Gracias a Dios, específicamente en La Mosquitia ha desatado las alarmas.

Médicos que laboran en esa zona del territorio hondureño avizoran una catástrofe humanitaria sino es atendida de inmediato.

La doctora Iris Laínez, quien se ha convertido en la voz de denuncia de los habitantes de Brus Laguna, habló en Hoy Mismo e hizo un llamado urgente para que los ojos de las autoridades se pongan sobre esta población hondureña.

''Es un conjunto de necesidades que va desde infraestructura. Voy hablar de mi municipio Brus Laguna que cuenta con más de 15 mil habitantes. La infraestructura no cumple ni siquiera con lo básico. No tenemos energía, agua potable y el techo está lleno de agujeros'', dijo.

La doctora explicó que son solo dos personas para atender a una población de más de 15 personas. Por lo que también se requiere personal especializado y de enfermería.

Además, medicamento necesario para ofrecer atención oportuna y equipo de protección. ''También mascarillas. Tenemos unas que fueron una donación, pero no son las adecuadas por lo que nos estamos exponiendo, exponiendo al personal de enfermería y ellos a sus familiares''.

La galena, asimismo señaló que la semana pasada les fueron entregados seis trajes de bioseguridad. Siendo ellos siete personas.

''Pero una doctora se tuvo que retirar por sospechas de covid-19. Ahora tenemos un traje cada uno que debemos reutilizar''.

La doctora dejó claro que el fin de cada médico es la salud y el bien humano. Además, brindar atención de calidad y ''si eso implica en algún momento perder el trabajo, pues será un mal menor por un bien mayor''.

https://youtu.be/gtI84N7rnBo

Te podría interesar: Enfermera hondureña ora en afueras del Bazar del Sábado antes de atender pacientes de covid-19 y el vídeo conmueve