Las autoridades hondureñas confirmaron este lunes la confiscación de 2,760 kilos de cocaína el domingo durante una persecución en alta mar de dos embarcaciones en el departamento de Gracias a Dios, también conocido como La Mosquitia hondureña.

El secretario de Defensa, José Manuel Zelaya Rosales, informó a través de su cuenta en la red social X que el valor de la droga supera los 800 millones de lempiras.

Este decomiso fue resultado de una operación conjunta entre unidades del Ejército de Honduras, incluyendo la Fuerza Naval hondureña, quienes desde el viernes 19 de abril estuvieron dando seguimiento a dos embarcaciones Go Fast en los sectores de Palacios, Iban y Brus Laguna, Gracias a Dios.

VEA: Interceptan lancha con varios fardos de droga en Gracias a Dios

Decomiso de cocaína en Gracias a Dios.

Las embarcaciones fueron interceptadas, una en la comunidad de Tasbarraya y la otra en la barra de Bin Laden, donde se encontraron cinco fardos de la droga escondidos bajo la arena de una playa, según el reporte de las Fuerzas Armadas. Además, se localizaron 17 cajas de munición y una bolsa a granel de munición 5.56.

Conteo de la droga

Posteriormente, las narcolanchas fueron trasladadas a la base naval de Puerto Castilla en Trujillo, Colón, para su inspección por parte de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), donde se contabilizaron los 2,760 kilos de cocaína, equivalente a al menos tres toneladas.

Traslado de la droga a Puerto Castilla.

Santos Nolasco, portavoz de las Fuerzas Armadas, señaló que la droga incautada tenía como origen Sudamérica.

Este decomiso resalta, según Nolasco, la efectividad de las Fuerzas Armadas en la lucha frontal contra el narcotráfico.

Parte de la droga hallada enterrada en una playa de Gracias a Dios.

Según cifras oficiales, hasta el primer trimestre del año, las autoridades de Honduras habían incautado más de 1,300 kilogramos de cocaína y unos 3 millones de arbustos de coca.

ADEMÁS: Aseguran 71 bienes a 'Los Isleños', acusados de traficar más de 250 toneladas de cocaína