Mientras varios infantes de Honduras celebran el Día del Niño con pasteles, regalos y piñatas; otros, deben dejar los juegos y en ocasiones sus estudios para trabajar y de esta manera poder conseguir el sustento diario. En ocasiones, son presa fácil del crimen organizado.

Según la psicóloga, Claudia Larios, en muchas ocasiones los niños sirven como "mula" para traficar droga ya sea obligados o mediante engaños. Por este delito, les pagan 100 lempiras o dependiendo lo que les den los corruptos.

Además, a veces los menores de edad no tienen otra opción que integrarse a organismos criminales para proteger a sus familiares o sus vidas.

También te puede interesar: "Lapidario" informe de la UPNFM sobre el sistema educativo de Honduras

"Cuando uno nace en esos barrios, uno no tiene mucha oportunidad y está contra la espada y la pared porque si uno no se integra, corre el peligro que lo maten a uno o a alguien de su familia", dijo un niño afectado.

En algunos casos los padres de los niños son quienes los obligan a trabajar, incluso les imponen una tarifa para que puedan regresar a sus hogares, según algunos relatos de ciudadanos para el programa La Tarde de TSi.

"Mi hermanita y yo venimos para ver si llevamos un poquito de comida a la casa", dijo una menor de edad en una entrevista para el medio antes mencionado.

Cabe mencionar que en la mayoría de pequeños provienen de familias desintegradas en donde la mujer hace el papel de madre y padre.

"No solo afecta a la mujer, afecta en gran manera a los hijos", opinó sobre la desintegración familiar la ama de casa, Claudia Estrada.

También te puede interesar: ¡Con lápiz y papel! Nasralla y su hija Alicia Victoria protagonizan tierno vídeo; mira lo que le enseñó Salvador