Diariamente son muchas las licencias que la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte (DNVT) decomisa a los hondureños que conducen en bajo los efectos del alcohol, y en la emergencia nacional no ha sido la excepción.

En los días “normales”, no de pandemia, son los fines de semana los días que se realiza mayor cantidad de operativos y con ello, el decomiso de licencias.

Por tal razón, tunota.com comparte las infracciones que cualquier hondureño tendrá que pagar si es detenido y se comprueba que maneja en estado de ebriedad.

Te puede interesar: Bochornoso acto protagonizan diputados hondureños en estado de ebriedad y en pleno toque de queda

Mediante el alcoholímetro se conoce el grado de alcohol en la sangre del conductor-/Foto: TelevicentroHN

Ley publicada en La Gaceta

Bajo la Ley de Penalización de Embriaguez Habitual, tomado del Diario Oficial La Gaceta con fecha sábado 21 de octubre del año 2000, la Policía Nacional (PN) cuenta con la autorización de realizar prácticas de alcoholemia (cuando lo requieran necesario) y aplicar las respectivas sanciones.

El primer artículo se refiere a lo siguiente:

Artículo 1.- Se autoriza a la Policía Nacional, a practicar pruebas de alcoholemias destinadas a determinar la presencia de alcohol en la sangre o en el organismo, a toda persona que conduzca o se preste a conducir un vehículo, si el estado de embriaguez fuere manifiesto. Si la prueba es positiva, los funcionarios policiales podrán prohibirle la conducción por el tiempo necesario para su recuperación, el cual no podrá ser más de tres horas a partir de la constatacion, salvo cuando, por haber incurrido en la infracción prevista en el párrafo primero del artículo 2, el conductor deba ser detenido.

Durante este tiempo, el afectado deberá permanecer bajo vigilancia policial, para cuyo efecto deberá ser conducido a las oficinas policiales o retenes respectivos, a menos que se inmovilice el vehículo que conduce por el tiempo fijado o se señale a otra persona que, bajo su responsabilidad se haga cargo de la conducción hasta la vivienda del embriagado.

Al infractor se le sancionara con:

Una multa de medio (1/2) salario mínimo a un (1) salario mínimo y suspensión de la licencia de conducir por seis (6) meses la primera vez y la reincidencia se castigara con una multa de (1) un salario mínimo a tres (3) salarios mínimos y la cancelación de la licencia de conducir.

Otros artículos de la misma Ley: Los artículos 2,3 y 4, se refieren a otras infracciones, sanciones, otras funciones de la Policía, exámenes científicos; y que cuando el conductor se embriague en fiestas o en lugares públicos, deberá hacerse acompañar de un conductor que no haya ingerido bebidas alcohólicas.

Vea: Reporte policial revela resultado de la prueba de alcoholemia que se le aplicó a los parlamentarios hondureños