La Justicia hondureña ordenó la apertura de juicio contra un cuarto implicado en el asesinato de cuatro jóvenes, incluido un hijo del expresidente de Honduras Porfirio Lobo (2010-2014), un crimen múltiple por el que tres personas fueron declaradas culpables en mayo, informó este jueves una fuente oficial.

El Ministerio Público (Fiscalía) de Honduras indicó en un comunicado que un tribunal decretó "auto de apertura a juicio", para el que no hay fecha señalada, contra Daniel Alejandro Almendárez, cuarto implicado en el asesinato de Said Lobo Bonilla y sus tres amigos.

La defensa de Almendárez, quien también es acusado por el delito de asociación para delinquir, había interpuesto un recurso de apelación contra el auto de formal procesamiento y prisión preventiva dictado el 29 de agosto de 2023.

Sin embargo, la Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida (FEDCV) fue notificada este miércoles sobre la resolución de la Corte de Apelaciones de enviar a juicio oral al cuarto acusado.

La masacre ocurrió en julio de 2022

Said Lobo Bonilla, quien tenía 19 años, y sus tres amigos fueron asesinados a tiros el 14 de julio de 2022 en Tegucigalpa, la capital hondureña, cuando salían en dos automóviles tras haber estado en una discoteca, según las investigaciones.

El crimen múltiple se registró en la madrugada en la salida del estacionamiento del edificio Torre Morazán, a orillas de un bulevar de la capital hondureña.

Las dos camionetas en que iban los cuatro hombres, todos amigos, quedaron en la salida del aparcamiento del edificio.

Luis Zelaya, de 23 años, familiar del exjefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas Romeo Vásquez, Salomón Velásquez y Norlan Enrique Rodríguez, quien era chófer de Said Lobo Bonilla, también murieron en el hecho.

Expertos creen que el crimen fue bien planificado

Las causas del asesinato múltiple se desconocen y, según expertos, se trata de un crimen bien planificado.

El pasado 16 de mayo, un juzgado hondureño declaró culpables a tres personas incriminadas en el asesinato de Said Lobo Bonilla y sus tres amigos.

Uno de los condenados, identificado como Erick David Macías Rodríguez, fue hallado muerto este miércoles en la cárcel de "máxima seguridad" de Ilama, departamento occidental de Santa Bárbara.

El director del Instituto Nacional Penitenciario (INP) y jefe de la Policía Militar del Orden Público, Ramiro Muñoz, confirmó hoy que Macías Rodríguez fue asesinado por seis compañeros de cárcel, quienes ya fueron puestos a disposición del Ministerio Público.

La violencia criminal en Honduras deja un promedio de entre diez y trece muertos diarios, según fuentes policiales y organismos de derechos humanos. EFE

También lea: Piden condenas de 98 y 32 años de prisión para involucrados en muerte de Said Lobo