Inició el Censo de Instituciones Residenciales de Cuidados Alternativos (IRCAS) que tiene como objetivo recopilar información sobre la cantidad de niños y niñas en estos centros y evaluar la calidad de atención que reciben.

Este proyecto, que se llevará a cabo en los 18 departamentos de Honduras y que inició el 6 de junio de 2024, tendrá una duración de 17 días.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) realiza este censo que permitirá obtener datos precisos sobre la cantidad y las condiciones de los centros de cuidado alternativo y los niños que residen en ellos.

Esta información servirá para diseñar políticas públicas más efectivas y mejorar la calidad de vida de los niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad.

Además, quieten tener una base sólida para la coordinación entre las diferentes instituciones involucradas, facilitando la implementación de programas y servicios que respondan de manera más adecuada a las necesidades de esta población.

Datos fiables

A través de este censo se buscan datos fiables y cifras reales sobre el número de niños y niñas en estos centros, para obtener una radiografía precisa de la situación de la niñez en riesgo en Honduras.

"En este momento no tenemos ni la menor idea de cuántos niños, niñas y adolescentes viven en los centros de cuidado alternativo", señala Bastiaan Van 't Hoff, representante de UNICEF en Honduras.

Según las cifras oficiales son al menos unos 10,000 menores que están en estos centros de cuidado alternativo en el país.