La Policía Nacional de Honduras dio un nuevo golpe al narcotráfico al decomisar diferentes tipos de drogas, provenientes de México, valoradas en tres millones de lempiras, en Corinto, municipio de Omoa, Cortés.

"La Policia Nacional ha dado un golpe duro al narcotrafico, informamos la detención de una persona con nacionalidad guatemalteca a quien se le decomisó varios paquetes de supuesta marihuana", indicó Belkis Valladarez.

La droga es denominada Crispy (15 paquetes), y también Cristal metanfetamina (varias onzas), primera vez decomisada en la región, de acuerdo a la oficial de la polícia nacional

En la incautación una persona fue detenida y identificada como Ariel Aguilar ciudadano guatemalteco, en la Aduana la Mesa.

Según informe de la Policía Nacional, son 75 libras de supuesta marihuana que estaba siendo transportada en un compartimento secreto de una rastra, procedente de Nuevo León México.

Aseguramiento de droga en 2024

Según el reporte de las Fuerzas Armadas de Honduras (FFAA), en el primer trimestre del 2024 se ha asegurado y destruido 418,900 plantas de marihuana, cultivadas en unas 77 hectáreas de terreno.

También, el decomiso de 1.377 kilos de cocaína y 3.765 libras de marihuana y decomiso de 68 armas de fuego de diversos calibres y 1.877 proyectiles.

La institución castrense detalla que más de mil millones de lempiras han salido de circulación, se han erradicado casi tres millones de arbustos de hoja de coca y se han decomisado más de 1,300 kilos de cocaína.

Esos logros han sido posible por el despliegue de recursos humanos y medios logísticos terrestres, aéreos y marítimos, anota el escrito.

Entre esos resultados significativos, destacan: el aseguramiento y la destrucción de 2,934,630 plantas de coca, cultivadas en aproximadamente 310 hectáreas de terreno.

Informe InSight Crime 

De acuerdo a un informe de InSight Crime, Honduras experimentó una drástica caída del 93% en las incautaciones de cocaína de 2022 a 2023.

El país confiscó solo 470 kilogramos en 2023, frente a las 7,1 toneladas del año anterior, según datos de la Policía Nacional.

Si bien estas cifras sugieren que el país está perdiendo predominio como punto de tránsito, los esfuerzos del gobierno por erradicar los cultivos de coca indican que el cultivo se ha arraigado en el país.

En 2023, las autoridades hondureñas erradicaron 4,7 millones de arbustos de coca, una cifra inferior al récord de 6,5 millones de 2022, pero considerablemente superior al medio millón de plantas de 2021.