El déficit de Honduras en su comercio exterior de bienes aumentó en un 14.2 % en los primeros cuatro meses de 2024 frente al mismo período del año anterior, alcanzando los 2,571.2 millones de dólares, informó este lunes el Banco Central del país centroamericano (BCH).

Según un informe de la autoridad monetaria, el déficit comercial de Honduras a abril pasado aumentó debido a que el superávit del balance de bienes de transformación subió 37.5 millones de dólares, lo que fue contrarrestado por el comportamiento del déficit de mercancías generales, que se profundizó en 357.3 millones de dólares.

Hasta abril, las exportaciones bajaron un 3.6 %, en comparación con el mismo período de 2023, a 3,735.9 millones de dólares, debido a una contracción del 8.6 % en las ventas de mercancías generales, especialmente de café y aceite de palma, por una rebaja en los volúmenes exportados.

Sin embargo, esta disminución fue parcialmente contrarrestada por una mejora del 2.9 % en las exportaciones de bienes para transformación (maquila), especialmente arneses eléctricos para uso automotriz

El 53.8 % de las exportaciones corresponde a mercancías generales y el 46.2 % a bienes para bienes de transformación, detalló el emisor del Estado.

Importaciones

Las importaciones crecieron un 2.9 %, a 6,307.1 millones de dólares, por el aumento de 169.3 millones de dólares en la adquisición de mercancías generales, principalmente equipo de transporte, alimentos y bebidas, así como bienes de consumo, añadió.

El BCH señaló que el 83.3 % de las importaciones corresponde a mercancías generales y el restante 16.7 % a bienes para transformación.

Norteamérica (Estados Unidos, Canadá y México) es la principal región comercial de Honduras, con el 58.3 % (2,179.3 millones de dólares) de las exportaciones totales y el 40.1 % (2,531.7 millones) de las importaciones, señaló.

Con Centroamérica, Honduras registró un déficit comercial de 522.7 millones de dólares, inferior en 33 millones en términos interanuales, mientras que el déficit con Asia ascendió a 1,256.2 millones de dólares, superior en 238.7 millones al del año pasado.

Según las cifras oficiales, el comercio exterior con Europa registró un superávit de 73.5 millones de dólares, menor en 118 millones de dólares con relación al mismo período del año pasado, debido a un menor volumen exportado de café hacia Alemania y aceite a Italia, así como un alza de las importaciones de metales y manufacturas procedentes de Alemania, lo que fue compensado en parte con menores importaciones desde Rusia.