Este martes se reportó la muerte violenta de una joven de 17 años de edad, identificada como Giovanna Escamilla, en la colonia Centroamérica Oeste de Tegucigalpa, Francisco Morazán.

El presunto asesino fue identificado como Osman Armando Aguilar Ávila de 36 años, quien se dedica al oficio de mecánico y que, según testigos, tenía una relación amorosa con la víctima.

De acuerdo a los familiares de la menor, él llegó en horas de la mañana hasta la vivienda de Giovanna y, sin mediar palabra alguna, comenzó a apuñarla hasta su muerte.

Tras cometer el hecho violento, Osman habría ingerido pastillas de curar frijoles para acabar con su vida.

Sin embargo, llegó caminando hasta la Estación de Bomberos #4 El Carrizal, Tegucigalpa, en busca de ayuda y manifestando que se sentía mareado y confesó su intento de suicidio.

"Le dimos la asistencia, lo mandamos para la clínica, pero comenzó a vomitar por lo que llamamos al 911 para que lo llevaran al Hospital Escuela", indicó el subteniente Velásquez.

Hasta el momento se desconoce el estado de salud del ciudadano que, según el bombero, cuando iba en camino estaba debatiéndose entre la vida y la muerte.

Se desconocen los motivos que llevaron a Aguilar Ávila a acabar con la vida de Escamilla, por lo que se espera que las autoridades policiales realicen la investigación pertinente.

LEA TAMBIÉN: Por abusar de menores capturan a dos hondureños, uno en Yoro y otro en Danlí