La Policía Nacional capturó en las últimas horas a cuatro presuntos implicados en la masacre donde falleció el hijo del expresidente Porfirio Lobo Sosa, su guarda espalda y dos de sus amigos, la madrugada del jueves 14 de julio en el bulevar Morazán, en Tegucigalpa, Honduras.

Según la investigación avanzada, dos de los detenidos fueron los que liberaron al líder de la Mara Salvatrucha (MS-13) Yulan Adonay Archaga Carias, también conocido como Alexander Mendoza alias "El Porkys", por quien Estados Unidos ofrece 100 mil dólares de recompensa.

Hasta el momento se desconocen los nombres de los detenidos, quienes están bajo resguardo de las autoridades de seguridad del Estado.

En febrero de 2020, un escuadrón de al menos 20 hombres, llegó hasta el Tribunal de El Progreso Yoro, abordo de cuatro camionetas, todos vestían indumentaria aparentemente militar.

Equipados con armas de grueso calibre, los malhechores abrieron fuego contra los miembros de la Policía Militar de Orden Publico que custodiaban a "El Porkys", dejando tres uniformados abatidos en la escena.

Desde entonces se desconoce el paradero del presunto líder de la MS-13 en Honduras, pero para el FBI, no ha salido de este territorio.

LEA: 'Lo atendí, tenía pulso', dice joven que aparece en video tocando a Said Lobo

En un operativo similar al de la fuga de "El Porky", fueron ejecutados cuatro jóvenes en el estacionamiento de un edificio comercial ubicado en el Bulevar Morazán, en la capital hondureña, entre las víctimas el hijo del Expresidente Porfirio Lobo, Said Lobo Bonilla.

Las otras tres víctimas mortales  Luis ZelayaSalomón Velásquez y Norlan Enrique Rodríguez, este último guarda espaldas de Lobo Bonilla.

La masacre

La madrugada del jueves al menos seis hombres vestidos con aparente indumentaria de la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP) ingresaron al parqueo de un centro nocturno en el bulevar Morazán de Tegucigalpa y masacraron a los cuatro jóvenes.

Videos de seguridad muestran la llegada del vehículo pick up, doble cabina de color negro, que poco después de las 2:00 de la mañana se atraviesa en la entrada del parqueo del centro comercial.

Posteriormente, salen al menos seis hombres armados con fusiles de alto poder que corren hacia tres vehículos que en ese momento salían del establecimiento. Los sicarios bajaron a los cuatro jóvenes de sus vehículos; los pusieron contra la pared y les dispararon.

En la escena quedaron los cuerpos de Said Lobo BonillaLuis ZelayaSalomón Velásquez y Norlan Rivera, uno de los agresores resultó herido en la refriega y posterior mente falleció en una clínica privada. Aún se desconoce la identidad.

No atacaron al personal de seguridad del parqueo y permitieron que se marchara a una joven que se bajó de uno de los carros de las víctimas. En la escapada se observa que uno de los perpetradores del múltiple crimen cae herido de bala y otro de sus compañeros se regresa para cargarlo y subirlo al carro.

Antecedente

En agosto de 2018, un tribunal hondureño condenó a Alexander Mendoza por conspiración y otros cargos y lo sentenció a 20 años de prisión. 

Desde entonces se desconoce el paradero del presunto líder de la MS-13 en Honduras, pero para el FBI, no ha salido de este territorio.

Mendoza tiene 39 años y ojos marrones y cabello negro, que a veces lleva rapado cerca de la cabeza. Mide 5 pies y 5 pulgadas de alto y pesa 160 libras. Los investigadores creen que solo habla español, se lee en la publicación del FBI.

ADEMÁS: 'El Porkys está muerto', asegura el abogado de Magdaleno Meza