Al menos dos internos del Centro Penitenciario Marco Aurelio Soto, ubicado en Támara, a 20 kilómetros al norte de Tegucigalpa, fallecieron en las últimas horas por sospechas de covid-19, denunció el martes la presidenta de la Asociación de Familiares de Privados de Libertad, Delma Ordóñez.

Uno de los reos, identificado como Alfredo Joel Nieto Rivera (20), fue hospitalizado el 13 de junio por neumonía asociada al covid-19 y murió el 15 de junio en horas de la noche.

Vea: Honduras: Hacinados y en colchonetas en el suelo permanecen reos sospechosos de coronavirus en Támara

La otra víctima es Roberto Alvarado Rodríguez (61), originario de Curarén, Francisco Morazán, quien falleció en horas de la tarde cuando era trasladado al Hospital Escuela tras presentar síntomas del coronavirus. Alvarado era diabético, se informó.

https://youtu.be/qm8YYAp_qLg

"Es algo que no se puede controlar, la situación dentro del centro penal es desgarradora, los testimonios de los privados de libertad que están enfermos y los que están ayudando es difícil", expresó Delma Ordóñez en TN5 Matutino.

Solo en esta semana han fallecido ocho privados de libertad y "creo que tendremos más muertos porque ayer se me notificó que habían dos personas de la tercera edad en estado delicado de salud y no sabemos cuál será su destino. Creo que esto se ha salido de las manos", manifestó la representante de familiares de los reos.

Le puede interesar: Sin oxígeno, ni respiradores y en el suelo: Así es la sala habilitada para reos sospechosos de covid-19 en Támara

Ordóñez hizo un llamado a las autoridades gubernamentales para que intervengan y declaren emergencia sanitaria en la cárcel de Támara, porque hay muchos internos enfermos y aislados en la capilla del recinto carcelario.

"Queremos saber qué es lo que está sucediendo, qué los está matando, queremos que actúen de verdad", demandó Delma Ordóñez.