El martes 29 de septiembre tomarán el mando de los aeropuertos en Honduras las concesionarias Palmerola International Airport (PIA) y Aeropuerto de Múnich con una millonaria inversión en medidas de bioseguridad para salvaguardar la integridad de los viajantes y evitar contagios del coronavirus.

PIA y Munich informaron mediante un comunicado que entre sus máximas prioridades está velar por la salud y seguridad de los pasajeros en el Aeropuerto Internacional Toncontín, en la capital hondureña, por lo que se ha realizado una millonaria inversión en protocolos de bioseguridad, con tecnología de última para evitar contagios del covid-19.

Entre las innovaciones que implementarán PIA y Munich en Toncontín, se encuentra la instalación de un moderno Procesador de Bioseguridad, donde se realizará todo el proceso de verificación del estado de salud del pasajero y posterior desinfección, según informó la oficina de Relaciones Públicas de Toncontín.

"En este Procesador de Bioseguridad se contará con el mejor equipo y personal especializado para realizar las evaluaciones previas a los pasajeros que vayan a viajar desde la terminal y así tengan la tranquilidad de que se están tomando las más estrictas medidas para garantizar su salud. Además agilizará en un 100 por ciento todo el proceso de prechequeo y de bioseguridad", expresó Peter Fleming, director de la división de aeropuertos de Grupo Emco, al que pertenece PIA.

El Aeropuerto Internacional Toncontín comenzó a operar el 17 de agosto. (Foto: Aeropuerto Toncontín)

Al pasar por el Procesador de Bioseguridad, a los pasajeros se les medirá su temperatura de forma automática mientras caminan, sin la necesidad de detenerse y eso evitará aglomeraciones. Además, al mismo paso se realizará la revisión de documentos, con el fin de garantizar que todos los pasajeros cumplen con los requisitos y llevan los documentos necesarios para poder realizar su viaje.

El aeropuerto de Toncontín también tendrá con una clínica y personal médico para brindar asistencia a los viajeros. Además de una fuerte inversión en señalización de bioseguridad para orientar mejor los flujos en todas las áreas del aeropuerto.

También se dio a conocer que la mayoría del personal que labora actualmente en el aeropuerto de Toncontín seguirá trabajando en la terminal aérea, ya que serán recontratados por Palmerola como nuevo operador.

Además: Cambios en Toncontín serán para optimizar el flujo de pasajeros y evitar embotellamientos, asegura nueva administración