La sesión del Congreso Nacional, que había sido convocada para las 6:00 de la tarde, se inició a las 7:30 de la noche y se pospuso para las 10:00 de la noche luego que ninguna de las mociones nominativas presentadas lograra los 86 votos requeridos (mayoría calificada).

Rafael Sarmiento, jefe de la bancada del oficialista partido Libertad y Refundación (Libre), presentó, en un tercer y cuarto intento, una moción nominativa postulando a Johel Zelaya Álvarez y Marcio Cabañas para ser los nuevos fiscales general y adjunto, respectivamente, la que no contó con el respaldo de las principales fuerzas de oposición, los partidos Nacional, Liberal y Salvador de Honduras (PSH), al lograr únicamente 52 votos.

El diputado Jhosy Toscano, del PSH, volvió a presentar una moción nominativa con uno de los nombres de la lista propuesta por Libre, pero no tuvo el respaldo de los parlamentarios oficialistas, al llegar solo a 74 votos.

La lista de Libre y el PSH incluye al abogado Marcio Cabañas, quien obtuvo la tercera calificación más alta por parte de la Junta Nominadora que escogió a cinco postulantes, cuya lista entregó a inicios de agosto al Parlamento hondureño.

La abogada Jenny Almendares, quien obtuvo las mejores calificaciones de la Proponente, es la otra candidata presentada por el PSH, mientras que Libre propuso a Johel Zelaya Álvarez como fiscal general.

Vea también: Maribel Espinoza: 'Libre va a regresar con un decreto ilegal'

Segundo, tercer y cuarto intento fallido

Ante la falta de consenso en el segundo, tercer y cuarto intento para elegir a los nuevos fiscales, el presidente Luis Redondo suspendió la sesión y convocó para las 11:00 de la noche.

Las mociones de Libre, en reiteradas ocasiones, fueron presentadas por Sarmiento, quien se mantuvo en la posición de elegir a Johel Zelaya Álvarez como fiscal general y a Marcio Cabañas como adjunto; no obstante, solo logró 52 votos en todas las votaciones.

De manera similar, Toscano hizo lo propio al proponer a Marcio Cabañas como fiscal general y a Jenny Almendares como adjunta, moción que alcanzó 74 votos, respaldada por el Partido Nacional y el Partido Liberal.

Para elegir a los dos nuevos fiscales se requiere una mayoría calificada de 86 votos, de los 128 diputados que conforman la Asamblea Legislativa, en el que Libre tiene 50, el Partido Nacional 43, el Liberal 22 y el PSH 10.

Discrepancias y encontronazos políticos

En la vispera, el derechista Partido Nacional denunció que de no nombrarse al nuevo fiscal general y adjunto, Libre buscaba, vía decreto ejecutivo, nombrar una junta interventora en el Ministerio Público, no obstante, la bancada de Libre desmintió estas versiones en una conferencia de prensa.

Los nacionalistas aseguraron que no cederían en su postura pese a las negociaciones con los diputados de Libre, que discrepan en la nómina presentada por el PSH.

En la primera sesión para elegir fiscales, el martes 29 de agosto, Libre presentó una moción nominativa para elegir a Johel Zelaya Álvarez como fiscal general Marcio Cabañas como adjunto, pero solo logró 52 votos de los 86 constitucionales requeridos.

De igual manera lo hizo el PSH, que propuso al mismo Marcio Cabañas como fiscal general y a Jenny Almendares como adjunta, moción que alcanzó 70 votos, respaldados por nacionalistas y liberales.

Desde la oposición aseguran que no cederán en cuanto a sus nominados y solo estarían dispuestos a negociar con Libre en la elección del adjunto.

Los diputados seguirán buscando consensos para la nueva elección y, mientras tanto, el fiscal general, Óscar Chinchilla, y el adjunto, Daniel Sibrián, que deberán cesar este viernes, continuarán en sus cargos de no elegirse a sus sucesores.

La Constitución de la República manda de que se deben elegir a estas autoridades una vez que culminaran el periodo de cinco años el fiscal general y adjunto.

Vea además: Barrios: 'El fiscal Santos está listo para desarchivar casos que Chinchilla no quiso'