El pasado 3 de agosto se inauguró con bombos y platillos el tercer centro de triaje en San Pedro Sula, norte de Honduras, para atender a más de 500 pacientes sospechosos de covid-19.

Pero a menos de un mes de su apertura, el centro se encuentra en total abandono por las autoridades. Tanto así que son los mismos médicos los que lavan los baños por falta de personal de aseo.

El personal de Salud denunció a través de Hoy Mismo que no hay material para realizar pruebas PCR, tampoco tratamientos para estabilizar pacientes, muchos menos material logístico como ser computadoras, impresoras e Internet.

Orlin Vallecillo de Hoy Mismo señaló que el centro hay 35 médicos que, además, de atender los paciente deben limpiar ellos mismos los baños del centro de triaje.

Recordó que Julio Quiñonez, representante de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) solo hizo la inauguración y se olvidó del mismo.

Te podría interesar: Funcionaria de Invest-H dobló rodillas y oró ante las cámaras previo a declarar en la ATIC por caso compra de mascarillas