Más de 614 millones de lempiras tendría que pagar la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), por concepto de indemnización, a supuestos dueños de los terrenos donde se construyó la hidroeléctrica Patuca III, luego de una demanda interpuesta en las últimas semanas.

Por los terrenos donde está el proyecto hidroeléctrico de la represa Patuca III, ubicada en Olancho, la ENEE ya había hecho efectivo el pago de al menos 400 millones de lempiras en indemnizaciones a falsos propietarios, según denunciaron.

Las indemnizaciones a las familias se hicieron efectivas mientras se llevaba a cabo el juicio entre la ENEE y los propietarios de los terrenos, y, aún así, se pagaron 400 millones en indemnizaciones, aunque ahora aparecen los supuestos verdaderos dueños, quienes reclaman más de 600 millones de lempiras en una cadena de irregularidades que abarca a la ENEE, el Instituto Nacional Agrario (INA) y el Instituto de la Propiedad (IP).

"La ENEE compró una gran cantidad de tierra, puede ser que hasta más de lo que se necesitaba en el proyecto, pero ya están compradas, hoy deben delimitarlas y ponerles el cordón de propiedad del Estado porque son propiedad de la ENEE", indicó Miguel Aguilar, presidente del Sindicato de Trabajadores de la ENEE (STENEE).

De hacerse efectivo el pago, se trataría de una doble indemnización, pues en varias administraciones de la ENEE se pagaron más de 400 millones de lempiras a propietarios que presentaron escrituras publicas falsas o con vicios de evidentes de nulidad amparándose en la poca transparencia con el que se manejó el proceso.

La Unidad Especial de Proyectos de Energía Renovable de la ENEE presupuestó en un inicio del proyecto que se pagarían al menos 1,140 millones de lempiras para indemnizar a los propietarios de terrenos afectados por la represa, de los cuales 317.6 millones de lempiras se quedaron en el bolsillo de apenas 42 propietarios de tierras, 400 millones de lempiras se pagaron a personas que presentaron títulos de propiedad y 614 millones es la nueva demanda que reclaman supuestos nuevos dueños.

"Este reclamo es viejo, eso significa que estas tierras ya fueron indemnizadas, pero ahora están saliendo más tierras, eso quiere decir que no están en ese listado de afectación, habrá que incorporar a esas personas", dijo por su parte Miguel Navarro, propietario de tierras indemnizadas.

El proyecto hidroeléctrico de la represa Patuca III en Olancho está valorado en unos 250 millones de dólares (6,175 millones de lempiras) a precio de mercado internacional y en la actualidad ronda los más de 500 millones de dólares (12,350 millones de lempiras).

La Junta Interventora de la ENEE asegura el asunto está en juicio en el Juzgado de Letras Civil de Francisco Morazán, en el cual la ENEE espera tener una sentencia favorable que le permita evitar perjuicios al Estado de Honduras.

Vea además: Fondo Monetario Internacional demanda licitaciones limpias en Honduras