Al borde del llanto, la esposa del expresidente Juan Orlando Hernández, a quien un jurado de la Cote del Distrito Sur de Nueva York lo declaró este día culpable de tres delitos relacionados al narcotráfico, consideró injusta la decisión y dijo que le recordaba a cuando juzgaron a Jesucristo.

"Es injusto, es realmente injusto ( ... ) Para mi familia es un día duro ero yo dije que siempre iba a estar de frente. Hoy se cometió una injusticia ( ... ) solo me recuerda y no puedo comparar a cuando Jesucristo fue llevado a un lugar a ser juzgado", señaló.

La ex primera dama se mostró cabizbaja, sus ojos reflejaban rastros de llanto pero mantuvo su postura seria y firme mientras daba las declaraciones ante medios de comunicación.

"Nos duele lo que ha pasado. Juan Orlando Volverá, yo pensé que iba a ser hoy", añadió Ana García.

Asimismo, consideró que el juez Kevin Castel "le puso cada obstáculo que pudo", y aseguró que "antes de que se tomara una decisión ya lo había culpado".

Ana García también hizo un llamado a los presidentes de América Latina, a quienes les advirtió que en cualquier momento la justicia de Estados Unidos puede ir tras ellos.

"Este es un espejo en le que deben de verse y saber quienes son sus aliados y quienes no son sus aliados porque esto desafortunadamente manda un mensaje ( ... ) Hoy fue Juan Orlando mañana puede ser cualquiera", dijo.

Continuarán batalla

Al igual que el abogado defensor de Juan Orlando Hernández, Ana de Hernández aseguró que continuarán peleando por obtener la liberta de JOH y aseguró que agotarán todas las instancias necesarias.

"Vamos a continuar peleando hasta el último día. En todas las instancias donde nos paremos vamos a sostener que Juan Orlando es inocente. El tiempo y la oportunidad legal va a venir para demostrar esa inocencia", agregó.

De la misma manera reiteró que "no habían pruebas" en contra de JOH.

'Es un día triste': Raymond Colón luego de que declararan culpable a JOH