El doctor Carlos Umaña aseguró en HRN que existen 22 mil casos de dengue en Honduras, e instó a la población a realizar una intervención inmediata contra el zancudo transmisor, que está abarrotando salas en los principales centros asistenciales del país.

"Aquí hay que hacer una intervención total, tenemos que controlar la enfermedad. Si no controlamos los criaderos, si no hacemos las intervenciones en todas las ciudades, vamos mal, yo le juro un mal mes de junio, un peor mes de julio y ultra peor mes de agosto", advirtió Umaña.

Al mismo tiempo, Umaña asegura que de no haber una intervención inmediata para prevenir el dengue por parte de la población, los resultados serán lamentables, pues la tarea de hacerle frente a la enfermedad, no es solo trabajo del Estado.

"En nuestro país siempre reaccionamos tarde. Lamentablemente hasta que tenemos el agua hasta el cuello reaccionamos, hoy nos pone de rodilla está enfermedad. La situación va empeorar, hay ciudades que nunca hemos tenido reportes de dengue", expresó.

Dos muertos por dengue este fin de semana

El dengue le arrebató la vida a dos adolescentes de 15 años este sábado en Atlántida y Francisco Morazán.

Las víctimas son, Fabio Betancourt Rivera, originario de La Masica en Atlántida, falleció en el Hospital de Atlántida tras permanecer siete días padeciendo de los síntomas.

Por otro lado, en la comunidad de Planes del municipio de Sabanagrande, en Francisco Morazán falleció en su vivienda Diana Lizeth Martínez Doblado, estudiante del Instituto Hondureño de Educación por Radio (IHER).

En total, la Secretaría de Salud contabiliza 38 muertos por dengue a nivel nacional, dos de ellos del Distrito Central.

Honduras registra 22 mil casos de dengue

Desde enero hasta la semana epidemiológica del 21 de mayo, Honduras registra 18 mil casos de dengue a nivel nacional. No, obstante, el galeno Carlos Umaña afirma que las cifras ascienden a 22 mil casos

Qué es el dengue

El dengue se transmite a través de la picadura de un mosquito infectado. Es una enfermedad que afecta personas de todas las edades, con síntomas que varían entre una fiebre leve a una fiebre incapacitante, acompañado de dolor intenso de cabeza, dolor detrás de los ojos, dolor en músculos y articulaciones.

Los síntomas aparecen entre tres y 14 días (promedio de 4–7 días) después de la picadura infectiva.

Hay cuatro serotipos de virus del dengue

DEN-1 Es el agente patógeno más abundante en los países tropicales, que se transmite a los humanos mediante la picadura de un mosquito.

El DEN-2 Los síntomas de alerta para acudir a atención médica son fiebre elevada de más de 40 grados, acompañada con dolor de cabeza intenso, dolor detrás de los globos oculares, dolores musculares y articulares, náuseas, vómitos, agrandamiento de ganglios linfáticos o salpullido.

DEN-3 La infección puede ser asintomática, o cursar con síntomas que van desde una fiebre moderada a una fiebre alta incapacitante, con dolor de cabeza intenso, dolor detrás de los ojos, dolor muscular y en las articulaciones, y sarpullidos.

DEN-4 causa síntomas similares a los de los otros serotipos (cefaleas, dolores corporales y en las articulaciones, fiebre elevada, diarreas y vómitos) y el tratamiento es análogo (reposo, ingesta de líquidos y administración de fármacos antitérmicos).

Método para controlar o prevenir la transmisión del virus del dengue

Evitar que los mosquitos encuentren lugares donde depositar sus huevecillos aplicando el ordenamiento y la modificación del medio ambiente.

Eliminar correctamente los desechos sólidos y los posibles hábitats artificiales.

Cubrir, vaciar y limpiar cada semana los recipientes donde se almacena agua para uso doméstico.

Aplicar insecticidas adecuados a los recipientes en que se almacena agua a la intemperie.

Utilizar protección personal en el hogar, como mosquiteros en las ventanas, usar ropa de manga larga, materiales tratados con insecticidas, espirales y vaporizadores.

Mejorar la participación y movilización comunitarias para lograr el control constante del vector.

Durante los brotes epidémicos, las medidas de lucha antivectorial de emergencia pueden incluir la aplicación de insecticidas mediante el rociamiento.

Se debe vigilar activamente los vectores para determinar la eficacia de las medidas de control.