Los pastores hondureños mayores de edad recibirían una transferencia mensual de 10 mil lempiras de parte del gobierno ante la precariedad en sus condiciones económicas debido al impacto del covid-19 al tener las iglesias evangélicas cerradas.

Este y otros beneficios están contemplados en un proyecto de decreto que remitió el Poder Ejecutivo al Congreso Nacional para que sea discutido y aprobado concerniente a la Ley de beneficios fiscales y aduaneros para las iglesias hondureñas.

VEA: Gobierno dará bono a pastores de la tercera edad por crisis del covid-19; ningún pastor con dignidad lo recibiría, dice Pedro Barquero

El proyecto plantea un bono de 10 mil lempiras por un tiempo determinado para los pastores mayores de 60 años, incluir a los líderes religiosos a las atenciones del Seguro Social, debiendo el gobierno aportar el 70 por ciento de cotización (1,090 lempiras) y el 30 por ciento cada pastor afiliado, más de 300 lempiras de cotización.

De igual manera, incluye la creación de una cooperativa de ahorro y crédito para que los pastores puedan obtener préstamos personales e hipotecarios, según reveló Telenoticias Matutino.

También contempla una jubilación digna a los pastores evangélicos, entre otros beneficios.

+Descarga la versión impresa de tunota aquí

https://youtu.be/ORe6VTJEW_Y

La Confraternidad Evangélica de Honduras (CEH) emitió un comunicando sobre estos beneficios que recibirán de parte del gobierno como "una recompensa de todos los años de arduo trabajo en la obra de Dios".

"Ningún pastor evangélico con dignidad y conociendo tantas necesidades de nuestro país recibiría ese bono", criticó al respecto el presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), Pedro Barquero.

Mientras tanto, la Conferencia Episcopal de Honduras (CEH) aclaró el jueves que la Iglesia Católica no busca tener acceso a la transferencia económica de parte del gobierno, luego que trascendiera que el aporte es tanto para pastores como a sacerdotes del país.

"No creo que sea por maldad pero a veces hay equívocos que hacen daño, nunca la Iglesia Católica va a pedir ese tipo de cosas a ningún gobierno porque la Iglesia trasciende todos los gobiernos, no puede estar atada a una determinada administración", dijo el Cardenal Oscar Andrés Rodríguez en el noticiero Notifides, de Suyapa Medios.

El Arzobispo de Tegucigalpa indicó que "hay favores que después pasan factura", por lo que se debe conservar la libertad para anunciar, denunciar y buscar el bien común.