Un mes después del paso de las tormentas tropicales Eta y Iota, Honduras continúa bajo alerta roja debido a los daños causados por estos fenómenos naturales y que el país entró a un proceso de asistencia humanitaria y reconstrucción nacional.

"Se mantiene alerta roja en todo el territorio hondureño, por lo que se realizan labores de asistencia humanitaria y de reconstrucción", indicó un comunicado de la Secretaría de Seguridad dado a conocer el domingo (06.12.2020).

VEA: ¡Milagro! Anciano sobrevive tras permanecer varios días bajo tierra por un deslave en Santa Bárbara

En ese sentido, la circulación por el territorio hondureño se mantiene sin restricción de dígitos mediante la tarjeta de identidad, mientras la Mesa Multisectorial no informe de nuevas medidas. El horario de circulación es de 5:00 de la mañana a 10:00 de la noche.

La atención general en los supermercados, farmacias, bancos, y comercios sigue vigente para que la población pueda abastecerse de insumos y hacer gestiones personales.

Golpes de Eta y Iota

Las lluvias de estos fenómenos tropicales impactaron la infraestructura productiva de Honduras, con mayor incidencia en el occidente y norte del país. Algunas zonas del valle de Sula continúan inundadas, mientras algunos damnificados permanecen en campamentos improvisados hechos con palos y plásticos.

Las tormentas tropicales también provocaron derrumbes en carreteras y montañas, algunos sectores siguen incomunicados y una aldea llamada La Reina del municipio de Protección, Santa Bárbara (occidente) despareció, sepultada por el derrumbe de un cerro.

LE PUEDE INTERESAR: Una vaguada y un frente frío ingresarán el lunes a Honduras; temperaturas descenderían hasta 12 centígrados

Tras Eta y Iota, el valle de Sula y otras regiones hondureñas sufrieron efectos de las lluvias generadas por el ingreso del primer frente frío, y el lunes (07.12.2020) ingresa otro temporal con precipitaciones y bajas temperaturas.