Pese a los altos índices de embarazo infantil y violencia sexual que invaden Honduras, las autoridades se rehúsan a aprobar el aborto legal convirtiéndolo en uno de los seis países de América Latina que rechazan este mecanismo.

En Honduras, la prohibición del aborto bajo cualquier circunstancia ha potenciado la clandestinidad. Mujeres acuden a lugares que no cuentan con las medidas sanitarias apropiadas para buscar una salida a su “problema”.

Según los expertos, la educación sexual sigue siendo la mejor forma de prevenir embarazos no deseados, pero creen que debe considerarse el aborto al menos en casos de violaciones, incesto o cuando esté en peligro la vida de la madre. En 2017 las autoridades hondureñas rechazaron esas opciones.

LEA: Pese a prohibiciones de ley, Píldoras Anticonceptivas de Emergencia (PAE) se venden como chicles en Honduras

Se estima que las adolescentes e infantes son las más afectadas por embarazos no deseados. Foto: Pixabay

“Vivimos en una sociedad conservadora, eso hace que temas como este se toquen con la punta de los dedos y no se profundice”, señaló el psicólogo Carlos Medrano para tunota.com.

Grupos de apoyo

Aun así, diversos grupos de mujeres han unido esfuerzos para orientar sobre la causa, organizar debates y promover que se legalice el aborto en el país centroamericano donde según estadísticas se practican 50 mil y 80 mil abortos anuales.

Cada tres horas una mujer denuncia una agresión sexual y solo en seis de cada 100 casos han aprehendido al agresor, enfatiza un informe del Centro de Derechos de Mujeres (CDM).

TAMBIÉN: Conoce las diferencias entre la Píldora de Emergencia (PAE) y el Misoprostol o píldora abortiva

También, defensores de los Derechos Humanos recomiendan puntos importantes a las autoridades para que aborden el tema, el cual consideran “un derecho ciudadano”.

Honduras es uno de los países que encabezan la prohibición del aborto en América Latina y El Caribe. Además, es el único país de América Latina que prohíbe la Píldora Anticonceptiva de Emergencia (PAE).

El Código Penal de Honduras contempla penas de 3 a 10 años de prisión por someterse o practicar un aborto. Otros países que rechazan el aborto son Nicaragua, El Salvador, República Dominicana, Haití y Surinam.

ADEMÁS: Aborto en Argentina pasa primera ronda tras ser aprobado en el Congreso, legalización depende ahora de la cámara alta