El director de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H), Marco Bográn, dejó una deuda de al menos 230 millones de lempiras a proveedores de bienes y servicios durante la pandemia del covid-19, reveló el lunes el interventor de la empresa, Gustavo Boquín.

"Puedo confirmar que tenemos saldos por pagar a distintas empresas proveedoras por el orden de 230 millones de lempiras", y son compras que se hicieron fuera del presupuesto de acuerdo a la información brindada por Finanzas, dijo Boquín.

Vea: En bodega prestada permanecen 100 mil reactivos de pruebas PCR para covid-19, revela Karla Pavón

Entre las deudas están adquisiciones de kits de extracción de pruebas PCR, pago a los constructores que hicieron los planteles de los hospitales móviles, pagos pendientes por compra de ventiladores, entre otras, detalló.

El interventor de Invest-H dijo que desde la Secretaría de Finanzas les manifestaron que no pueden cumplir con esa operación financiera a los proveedores porque "debe llevarse a cabo una investigación del caso”.

{"url":"https:\/\/youtu.be\/fbGjzyd9I4U","type":"video","providerNameSlug":"youtube","className":"wp-embed-aspect-4-3 wp-has-aspect-ratio"} -->
https://youtu.be/fbGjzyd9I4U

¿Dónde está el dinero?

También, desde HRN se le preguntó a Gustavo Boquín qué siente cuando la gente reclama ¿dónde está el dinero?, a lo que respondió: “me siento indignado por lo que pasó y responsable de investigar lo que ocurrió para que se haga justicia. La misión nuestra como interventores es desarrollar una reingeniería en Invest-H”.

También: Invest-H dice que exigirá reposición de 250 mil kits de pruebas para covid-19 a empresa que las transportó desde Corea

La interventora de Invest-H realiza una auditoría forense, que es un proceso más profundo, “solo hay 24 empresas dedicadas a ese rubro y, de ellas, 12 están certificadas y operan en Honduras", reveló.

El Estado de Honduras a través de Invest-H, adquirió siete hospitales móviles por casi 48 millones de dólares, unos 1,200 millones de lempiras, de los que solo dos han sido entregados por el proveedor, una empresa turca, y están en proceso de instalación en Tegucigalpa y San Pedro Sula.

El precio unitario de los hospitales móviles, adquiridos por Invest-H, se sobrevaloró en al menos 2 millones de dólares, unos 50 millones de lempiras, por encima de su precio real, según la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ).

Le puede interesar: Elefantes blancos como Invest-H no deberían existir, para ahorrarle presupuesto al Estado, a juicio de Edmundo Orellana