Javier Villanueva, oficial principal de Pesca y Acuicultura para América Latina y el Caribe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), y Alicia Medina, representante Asistente de Programas de FAO Honduras plantean que en América Latina y el Caribe aproximadamente 21.6 millones de personas dependen del sector pesquero.

En Honduras, el sector genera empleo para más de 50,000 personas en la pesca marina y más de 150,000 en actividades de cultivos acuícolas. Además, las actividades pesqueras se desarrollan tanto en contextos artesanales como industriales, pero desde la FAO ven la necesidad de combatir la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (pesca INDNR).

Estrategias para combatir la pesca ilegal

Desde hace algunos años, la FAO ha desarrollado métodos para estimar la dimensión de la pesca y revelan dos enfoques.

Primero, las estimaciones de magnitud, que se refieren a la opinión pública, la voluntad política, el desarrollo tecnológico y los recursos financieros necesarios para mejorar los sistemas de seguimiento, control y vigilancia.

Segundo, el enfoque basado en indicadores, que ayuda a las autoridades pesqueras a utilizar sus propios datos para evaluar la eficacia de estos sistemas, identificar amenazas y asegurar que los recursos se destinan adecuadamente.

"Varios países en la región han tomado medidas significativas para combatir la pesca INDNR. Actualmente, 15 países han ratificado el Acuerdo sobre las Medidas del Estado Rector del Puerto (Amerp), una iniciativa promovida por la FAO que establece un marco común para prevenir, desalentar y eliminar la pesca INDNR, facilitando el intercambio de información y la cooperación internacional", señalan los expertos.

Una mejor producción es clave para un mejor medioambiente, mejor nutrición y calidad de vida.

Honduras y el Amerp

Honduras se prepara para ser uno de los países adheridos al AMERP. Como primer paso, se está avanzando en concretar un acuerdo interinstitucional para promover la coordinación y articular esfuerzos entre las instituciones involucradas.

Este trabajo ha sido liderado por la Dirección General de Pesca y Acuicultura (DIGEPESCA) de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) con el apoyo de la FAO y la participación de la Dirección General de Marina Mercante, la Secretaría de Defensa Nacional a través de la Fuerza Naval de Honduras (FNH), la Administración Aduanera de Honduras y otras instituciones.

Transformación Azul

La lucha contra la pesca INDNR refuerza la agenda de trabajo de la FAO y es un componente del programa de Transformación Azul.

Este programa destaca la necesidad de expandir los sistemas alimentarios acuáticos de manera sostenible, promoviendo dietas saludables y nutritivas, fomentando un crecimiento equitativo y protegiendo el medio ambiente.

La tercera conferencia de la ONU sobre el Océano

La Tercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Océano se celebrará en Francia en 2025 y en ese contexto Costa Rica organizará este 7 y 8 de junio 2024 el evento "Sumergidos en el Cambio".

En ese encuentro se lanzará una nueva edición del informe "El Estado Mundial de la Pesca y la Acuicultura" de la FAO, en el que se enfatizará la importancia estratégica de las medidas para avanzar en la sostenibilidad pesquera.

Compromiso Global

El futuro del planeta y de las generaciones venideras depende de las acciones y compromisos tanto de los Gobiernos, sector privado, comunidades y organizaciones internacionales para trabajar coordinadamente.

"Solo mediante esfuerzos coordinados y sostenibles podremos garantizar que los océanos sigan siendo una fuente vital de alimento, empleo, bienestar y subsistencia para millones de personas en América Latina y el Caribe", dicen los técnicos de la FAO.