La madre hondureña decidió acabar con su vida tomando pastillas de curar frijoles en su residencia ubicada en la colonia Villa Nueva, de la capital.

De acuerdo con información preliminar, la joven fue encontrada por su hermana cuando ya había ingerido el producto químico.

En un intento por salvar su vida la trasladaron en un vehículo particular a la emergencia del Hospital Escuela, de Tegucigalpa, sin embargo, falleció por los daños que la pastilla ocasionó en su cuerpo.

VEA: Esto es lo que se sabe del asalto en la casa del Dr. Carlos Umaña

Los familiares de Scarleth Rodríguez desconocen los motivos de la falta decisión. Según TN5 Matutino, de Canal 5, las últimas palabras de la fallecida a su hermana fue que cuidara muy bien de sus hijos.

El cadáver de la madre fue entregado a sus parientes en la morgue del Hospital Escuela.

LEA: Tres hondureños desaparecidos tras salir a vender un auto para viajar a España