Castro Bobadilla, quien dijo estaba emparentado con el fallecido a través de su esposa, contó que el hondureño se encontraba en la localidad de Kibutz Be’eri, al sur de Israel, donde el grupo palestino Hamás perpetró uno de sus primeros ataques el sábado por aire y tierra.

El reconocido médico forense detalló en comunicación con CHTV que Arik Kraunik y su esposa Arema Dickerman Kraunick vivían en la comunidad de Kibutz Be’eri y se dedicaban a la agricultura en esa comunidad cercana a la Franja de Gaza.

"En esa comunidad no sobrevivió nadie. La Cruz Roja israelí comenzó a sacar cuerpos y nosotros teníamos la esperanza que estuviera vivo", dijo Bobadilla.

Tunota.com intentó comunicarse con la Cancillería de Honduras, pero hasta ahora no han brindado información.

Primera víctima hondureña

El exvicepresidente del Legislativo indicó que la pareja tenían tres hijos, uno de ellos fuera de Israel, el otro estudia en la Universidad de Jerusalén y otro es de la Fuerza Aérea de Israel.

El Kibutz fue uno de los primeros lugares atacados por los militares que cruzaron la frontera el sábado pasado por la mañana y uno de los más afectados, donde se han encontrado unos 100 cuerpos, dijo Bobadilla.

El hondureño cuando aún vivía en Honduras radicaba en el barrio el Jazmín de Tegucigalpa, y sería la primera víctima de Honduras en la guerra de Israel y Hamás.

Hamás lanzó el sábado una ofensiva general contra Israel, que replicó bombardeando la Franja de Gaza.

Según los balances de ambos bandos, la guerra se ha cobrado la vida de al menos 1,354 palestinos en Gaza y de más de 1,200 personas abatidas por los milicianos de Hamás en suelo israelí.

El ejército afirmó además haber hallado unos 1,500 cadáveres de combatientes de Hamás que se habían infiltrado en el país.

Vea además: Suben a más de 1,400 los muertos en Gaza por la guerra, más de 1,300 en Israel