Lo que ha causado aún más sorpresa es la confesión de su propio hijo, quien ha admitido haber perpetrado el crimen y fue capturado este domingo por la Policía Nacional.

El hijo de Don Marcelino fue avistado huyendo hacia la montaña del Merendón tras el fatal incidente.

El presunto responsable se había ocultado en un área conocida como Las Brisas, que conecta con otros puntos de la región, para poder escapar.

Tras seis días de intensa búsqueda, las autoridades policiales lograron capturar al sospechoso. El joven, identificado como Nahún Mendoza, dijo que el acto fue motivado por una disputa con su padre, a quien habría atacado con un machete.

"Él me miró mal por un rato y yo presentí que me iba a matar, quedé arrepentido de haberlo hecho", dijo.

Don Marcelino, de 64 años, también estaba armado con un machete en el momento del enfrentamiento. El hijo relató que ya habían tenido problemas previos y que el fatídico suceso ocurrió en una finca de cacao donde ambos trabajaban juntos.

El presunto autor del crimen fue trasladado a la posta del sector de Cofradía, en San Pedro Sula, donde quedó detenido a la espera de la exhumación del cuerpo de su padre. Esta medida se realizará para confirmar tanto la declaración del acusado como para recopilar evidencia adicional que pueda ser utilizada en el proceso legal.

El caso ha generado consternación en la comunidad, mientras que las autoridades continúan investigando los detalles del suceso. Se espera que Mendoza enfrente cargos por parricidio una vez se completen las diligencias correspondientes.

Caso en Danlí

Un caso similar sucedió en Danlí, el pasado 31 de enero, cuando un hombre asesinó a golpes a su propio padre y dejó gravemente herida a su madre.

La víctima del abominable hecho ocurrido en la colonia Los Pinos fue identificada como Higinio Chávez, de 73 años, quien fue atacado por su hijo con un palo de roble, según autoridades.

Lee: Pidiendo imparcialidad y justicia, defensa de JOH presenta un cuestionario para el jurado