Un hondureño, residente en la Aldea Loarque, zona sur de la capital de Honduras, llegó el lunes a un centro asistencial para realizarse el examen y salir de la duda si tenía coronavirus y entre lágrimas narró que ha sufrido discriminación.

No es el primera vez que un ciudadano hondureño dice ser discriminado por sus vecinos al ser sospechoso de covid-19.

En su relato, este hombre dijo que esperó la llegada del personal de Sinager, tras una llamada de emergencia que hizo el viernes al 911 pero al no tener respuesta, se aprestó a realizarse una prueba y saber si era o no positivo.

''Yo hice una llamada al 911, pero no hacen caso a la gente de las comunidades. Piensan que es un juego'', dijo entre lágrimas.

y agregó: ''Yo llamé al 911 pero nunca se presentó un equipo y uno está con la duda de si tengo o no. Yo necesito saber para llegar a mi casa a informar''.

https://twitter.com/HoyMismoTSI/status/1282831788834983940

Te podría interesar: ¿Personas que tuvieron covid-19 volverán a contagiarse?, el doctor Videa explica