El fallecido respondía en vida al nombre de Santos Omar Valeriano, quien supuestamente llegó a buscar a su hermano con un machete en mano dispuesto a pelear.

Tras disuctir por varios minutos y amenazarse a muerte, el dueño de la casa salió con su pistola y le disparó, según al información que recogen algunos medios.

El cuerpo del hondureño quedó tendido en el patio de su vivienda, junto al machete que llevaba para agredir a su hermano. Mientras que el hechor huyó de la escena con rumbo desconocido.

El homicida le habría disparado en 12 ocasiones a su hermanos hasta quitarle la vida.

Lea además: Detienen a hondureña por darle tremenda paliza a su pareja

De acuerdo con la información que compartió el padre de ambos jóvenes, la pelea comenzó por una herencia. Además, recordó que el agresor siempre fue violento y le gustaba portar armas.

"Mi hijo, que anda prófugo debe arrepentirse. Desde cipote era violento y andaba armado", señaló a un medio local.

De la misma forma consideró que la discusión era absurda porque sus hijos sabían que todos tendría un poco de la herencia que él dejaría.

El homicidio causó consternación en los vecinos de la comunidad, quienes exigen a las autoridades que hagan justicia.

Le podría interesar: Autorizan fechas para visitas familiares en cárceles de máxima seguridad y PNFAS, luego de tragedias