Las autoridades de la Secretaría de Salud suspendieron las vacaciones programadas y en curso de los colaboradores del sistema debido a la emergencia sanitaria por el aumento de casos de dengue en Honduras que deja al menos 38 muertos en lo que va de 2024.

En una circular, Salud instruyó a cada gerencia administrativa de la Secretaría a "suspender el goce de vacaciones ordinarias y el descanso especial profiláctico de todo el personal que labora en cada centro hospitalario o regiones sanitarias departamentales y nivel central".

Los servidores públicos del sistema sanitario "deben prestar toda la colaboración necesaria para dar cumplimiento a lo establecido en el Decreto PCM 16-2024", que contiene la emergencia por dengue, indicaron las autoridades.

El goce de las vacaciones ordinarias y el descanso especial profiláctico de los empleados del sistema de salud "se reanudarán una vez finalizado el estado de emergencia", agrega el documento.

Miguel Mejía, presidente del Sindicato de Trabajadores de la Medicina, Hospitales y Similares (Sitramedhys) dijo que el personal sanitario está dispuesto a prestar toda la colaboración necesaria para las tareas de combate al virus.

"Consideramos que nuestro deber es estar al lado del pueblo", expresó Mejía al confirmar que ya hay trabajadores que se reintegraron a sus puestos en medio de sus vacaciones.

Aumento de casos de dengue

Honduras declaró emergencia por dengue desde el 31 de mayo debido al incremento de casos sospechosos de dengue, enfermedad transmitida por la picadura del zancudo Aedes Aegypti.

Según cifras oficiales, de enero al 7 de junio de 2024, Honduras reportaba más de 30,500 casos sospechosos de dengue. Las autoridades han confirmado la muerte de 20 personas por el virus. Otros 18 decesos asociados al dengue están en estudio.

Expertos advierten que Honduras podría enfrentar en 2024 una epidemia de dengue similar a la de 2019, cuando se confirmó el fallecimiento de 180 personas.

Con el fin de disminuir la incidencia de dengue, Salud realiza gestiones a través del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) para adquirir vacunas para aplicar a las personas más vulnerables a la enfermedad.

Las vacunas contra el dengue aprobadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) son la Dengvaxia y Takeda.