El interior del hospital móvil de Villanueva, Cortés, zona norte de Honduras, se inundó tras una copiosa lluvia que cayó en ese sector del país.

La instalación, que fue adquirida por las autoridades de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), a inicio de la cuarentena es para la atención de pacientes covid-19.

''No los voy a enofcar a ustedes, solo quiero que vean en qué condiciones estamos atendiendo a los pacientes'', se escucha decir a la persona que grabó y dio a conocer las imágenes.

Ya agrega: ''No podemos trabajar así''.

El hospital, que estuvo varios días sin operar por falta de energía eléctrica, está ubicado en una zona no apta, según constató la Fiscalía y el comisionado de los Derechos Humanos.

https://youtu.be/b5ljD9V376Q

Te podría interesar: Brigadas médicas visitarán estas 10 colonias del Distrito Central