Como Marco Antonio Aguilera fue identificado el hondureño que murió tras ser arrastrado por la corriente del río Cuyamel en Olancho, luego del volcamiento de una balsa en la que estaba compartiendo con un grupo de amigos.

El cadáver de Marco Aguilera fue encontrado por el Cuerpo de Bomberos cuatro días después desde que ocurrió el hecho, según la información constatada por Noticieros Hoy Mismo.

El incidente ocurrió el sábado 16 de julio y los restos del joven fueron encontrados hasta el lunes 18 en la comunidad conocida como La Boca de Cuyamel, según explicó el pastor de la comunidad de Santa Marta en Cuyamel, Henry Bu.

"Pasó un accidente, se fue un muchacho a quererse cruzar el río y él se ahogó. Hasta ayer a las 5 p.m. encontramos el cuerpo de él como a tres kilómetros de aquí", relató Bu.

La tragedia quedó en vídeo

La tragedia quedó captada en vídeo y muestra el momento en que los jóvenes ingresan al río abordo de la embarcación, todo como una actividad recreativa hasta que, segundos después, la balsa volcó, mientras dos jóvenes observaban la escena desde la orilla.

Identifican a supuestos mareros implicados en masacre en la que murió hijo de 'Pepe' Lobo

A bordo de la balsa iban al menos cinco jóvenes, peso que la balsa no soportó, provocando así su volcamiento, mientras el grupo de jóvenes comenzó a nadar a la orilla.

El hombre de 31 años era originario de Arenas Blancas en Patuca, Olancho. Foto: Cortesía.

La situación se volvió alarmante cuando los jóvenes se enteraron que Marco Antonio Aguilera no podía nadar y estaba siendo arrastrado por la corriente de agua.

"¡Agarren a 'güicho'. Loco, vos que podés nadar!", expresó uno de los jóvenes al tiempo que pedía que le lanzaran un objetivo para ser llevado nuevamente a la orilla; sin embargo, no fue posible.

Por esta razón inició el zafarrancho en elección de directiva de patronato en Tegucigalpa