El juez Kevin Castel en la respuesta que giró este martes 30 de enero de 2024, ante la petición de César de Castro de retirarse de la defensa. Castro plantea cuatro razones fundamentales para la solicitud previo al juicio por narcotráfico programado para el 12 de febrero, las mismas asegura que son de carácter personal y profesional.

Argumentó que "no cuenta con suficiente tiempo para documentarse y representar bien al 'Tigre' Bonilla, en un caso con la magnitud de información que se tiene", señaló,

Pero para el juez Kevin Castel, las circunstancias que llevaron al nombramiento de César de Castro era para asesorar al acusado Bonilla y se definieron como asuntos previos al juicio. Las mismas aseguró, están bien descritas en la Orden del Tribunal del 19 de diciembre de 2023.

Según esa Orden, "las obligaciones del señor de Castro en este caso estaban programadas para terminar con la conformación de un jurado y el inicio del juicio".

Castel aseguró que en la conferencia del 23 de enero de 2024, a la que asistieron los abogados principales de Bonilla, Raoul Zaltzberg y César de Castro, Zaltzberg expresó el deseo de que De Castro permaneciera en el equipo durante el juicio.

"Ni el señor de Castro ni ninguna otra persona expresaron ninguna objeción y el Tribunal accedió a la solicitud", dice el juez.

Sobre la solicitud

Una situación que el Tribunal observa que César de Castro no estaba destinado a sustituir ni a Raoul Zaltzberg ni tampoco a Bernarda Villalona, quienes según la noita del juez Castel, "se habían estado preparando concienzudamente para el juicio".

Si refiere el Tribunal que la fluidez del español del señor de Castro fue de gran ayuda para explicar los asuntos del proceso legal al acusado.

"Es posible que haya otras tareas que el señor de Castro pueda realizar para el equipo que no requieran el conocimiento profundo de los defensores Zaltzberg y de Villalona", escribe el juez en la nota que envió.

Además, el Tribunal reconoce que las circunstancias descritas en la carta pueden limitar aún más su participación pero, en es de la creencia de que aún puede brindar una ayuda valiosa. Por lo tanto el Tribunal niega la solicitud.

El caso

Juan Carlos Bonilla Valladares, alias 'El Tigre' Bonilla, exdirector de la Policía Nacional de Honduras, extraditado el 10 de mayo de 2022 a Estados Unidos, es acusado de desempeñar un papel clave en una conspiración internacional de tráfico de drogas entre 2003 y 2020.

Se le imputa abuso de poder en la policía hondureña para facilitar el tráfico de cocaína a Estados Unidos, usando armas de fuego y participando en actos de violencia extrema. Las acusaciones incluyen supervisión del transbordo de cocaína, asesinato de un traficante rival, y suministro de información confidencial para facilitar los envíos.

LEA: César de Castro, el defensor que cruza de Genaro García Luna a El 'Tigre' Bonilla