Este 07 de febrero se cumplieron 3 años del homicidio de Keyla Martínez, en conmemoración a ello, su madre, hermana y demás familiares hicieron un plantón frente a la policía preventiva en Intibucá.

Los familiares de la hondureña expresaron su desacuerdo por la sentencia a Jarol Rolando Perdomo Sarmiento, el único imputado por homicidio, mismo que se manejó al principio como un suicidio.

"No estamos conforme y nadie está conforme porque son varios los involucrados ( ... ) es imposible que una sola persona haya hecho esto", manifestó la mamá de Keyla.

Al policía hondureño lo declararon culpable del delito de homicidio imprudente en su grado de comisión por omisión; sin embargo, sus familiares exigen que se recalifique el delito como un femicidio.

"Me da indignación e impotencia porque ellos no tenían derecho de quitarle la vida a Keyla ( ... ) Yo no les tengo miedo a ellos -a los policías- siempre les voy a gritar en cara que son unos asesinos, delincuentes", añadió.

La protesta se llevo a cabo frente a la estación de Policía Nacional.

Muerte de Keyla Martínez

La joven fue detenida el 7 de febrero de 2021 en la ciudad de La Esperanza por incumplir un toque de queda establecido en el país por la pandemia del covid-19.

Tras su detención, policías llevaron a Keyla a una celda, donde horas más tarde la encontraron sin vida. Aún así, los agentes que estaban en turno la llevaron al hospital público de La Esperanza, donde solo confirmaron su muerte.

Las autoridades hospitalarias dieron reporte al Ministerio Público y a la Policía Nacional.

La autopsia reveló que Keyla Martínez murió por una "asfixia mecánica" y no por suicidio, como habían hecho creer autoridades policiales.

Tras un proceso de investigación a fondo, la Policía entregó ante la justicia al agente Jarol Perdomo como único sospechoso de provocar la muerte de Keyla.

Caso Keyla Martínez: Plataforma de Mujeres buscará revertir fallo