De acuerdo a la Copeco, el sistema de baja presión, al sur de la costa salvadoreña, estará produciendo lluvias y chubascos dispersos con actividad eléctrica sobre la mayor parte de Honduras, siendo más fuertes en el occidente del país.

De su lado, el Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos), de la Copeco, informó que la onda tropical afectará el territorio nacional, dejando grandes cantidades de lluvias en el centro y sur de Honduras.

En el resto del país se pronostican precipitaciones de débiles a moderadas, y dispersas en otras regiones.

Además de las lluvias, Cenaos ha advertido sobre la posibilidad de olas que podrían alcanzar una altura de 1 a 3 pies en mar Caribe y de 2 a 4 pies en el Golfo de Fonseca.

Ante esta situación, se instó a la población a tomar precauciones y estar atentos a las indicaciones de las autoridades marítimas.

La Dirección de Protección Civil de El Salvador emitió este miércoles una alerta verde ante la posible llegada de lluvias en los próximos días.

El ente indicó que existe en las costas centroamericanas y mexicanas del Pacífico la probabilidad de formación de un área de baja presión durante los próximos días, lo que generaría lluvias.

Temporada de huracanes

De acuerdo al Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, en inglés), la actual temporada de huracanes, que se prevé tendrá un número promedio de ciclones, comenzó el pasado 1 de junio en la cuenca atlántica y termina el próximo 30 de noviembre.

Tendrá al menos 12 tormentas con nombres, de las que entre cinco y nueve se convertirán en huracanes, y al menos una podría ser un huracán mayor.

En 2022 hubo 14 tormentas con nombre en el Atlántico, y de estas nueve alcanzaron categoría de huracán, entre ellas Ian.

El primer sistema con nombre en la actual temporada fue la tormenta tropical Arlene, que se formó en el Golfo de México a principios de junio y luego se debilitó sin afectar.

Vea además: Franklin y Gert, tormentas bajo vigilancia en el Atlántico ¿afectarán a Honduras?